Público
Público

El actor James Franco admite haber mantenido relaciones sexuales con sus estudiantes y se declara adicto al sexo

Varias mujeres habían acusado al ganador de un Globo de Oro de aprovecharse sexualmente de sus alumnas de una escuela de interpretación.

24/12/21. El actor James Franco durante la gala de los Globos de Oro en Los Ángles, a 7 de enero de 2018.
El actor James Franco durante la gala de los Globos de Oro en Los Ángeles, a 7 de enero de 2018. Reuters

James Franco, actor y director de Hollywood, acumula varias denuncias por abusos sexuales hacia sus alumnas. Ha admitido por primera vez en una entrevista que mantuvo relaciones sexuales con varias estudiantes de su curso de interpretación y afirma que se encuentra en tratamiento por adicción al sexo. Desde el año 2018 varias mujeres le han denunciado por comportamiento sexual inapropiado, entre ellas, alumnas de sus clases en la escuela Studio 4.

A pesar de negarlo durante los últimos años, el actor lo ha confirmado en el podcast de Jess Cagle, editor de la revista People. En la entrevista, Franco reconoció haberse acostado con varias estudiantes y que "estuvo mal". "Supongo que entonces pensaba que si era consentido estaba bien", dijo.

Algunos alumnos señalaron que Franco quitó las protecciones de plástico que cubrían las vaginas de las mujeres antes de simular sexo oral

En la denuncia presentada por las exalumnas Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal en 2019, aseguraron que Franco impartía lecciones sobre escenas sexuales "que iban mucho más allá de los estándares de la industria". Algunos alumnos señalaron que Franco ideó un presunto rodaje de una orgía en el que quitó las protecciones de plástico que cubrían las vaginas de las mujeres antes de simular sexo oral.

Además, el actor grababa los ensayos de algunas estudiantes y usaba su poder e influencia para acercarse a ellas con la falsa promesa de trabajos en proyectos de Hollywood. Franco ha firmado este verano un acuerdo con las víctimas por el pago de 2,3 millones de dólares, según recoge EFE.

El actor se refirió a su adicción al sexo y afirmó que está recibiendo terapia. Según cuenta, esta estaba tapada por su alcoholismo. "La atención de las mujeres, el éxito entre las mujeres, también se convirtió en una fuente de validación importante para mí. El problema era que, como con toda droga, nunca es suficiente", explicó.

La controversia con la figura de Franco comenzó en los Globos de Oro de 2018, en los que ganó el premio a mejor actor de comedia por su interpretación en The Disaster Artist. En pleno auge del movimiento Me Too, el actor apareció en la alfombra roja con una insignia del movimiento Time's Up, que denuncia los abusos sexuales a mujeres en la industria. Muchas actrices clamaron contra la hipocresía del actor por llevar ese pin tras las acusaciones de comportamiento sexual inapropiado en el pasado.