Público
Público

cine El Harlem de la revolución negra

La película 'Summer of Soul', de Ahmir 'Questlove' Thomson, recupera el histórico Harlem Cultural Festival, un extraordinario concierto celebrado en verano de 1969, coincidiendo con Woodstock y con la llegada del hombre a la luna, y que se ha silenciado durante medio siglo. Gran Premio del Jurado y Premio del Público en Sundance.

El Harlem Cultural Festival acogió a 300.000 personas (Disney)
El Harlem Cultural Festival acogió a 300.000 personas (Disney). Disney

"Pueblo negro ¿estás listo? ¿estás listo para matar si es necesario?". Nina Simone, 'la Alta Sacerdotisa del Soul', arrancó alaridos de entusiasmo de decenas de miles de personas. "Dilo bien alto, soy negro y estoy orgulloso". Minutos antes había interpretado, y era una de las primeras veces que lo hacía, su himno To Be Young, Gifted and Black. "En todo el mundo hay miles de millones de chicos y chicas que son jóvenes, negros y con talento".

Era una de las voces más poderosas del 'black power', de la revolución de los afroamericanos en la década de los sesenta en EE.UU. y una de las grandes artistas que se unió al Harlem Cultural Festival, un acontecimiento extraordinario que se ha silenciado durante medio siglo y que ahora, por fin, se ha recuperado en la película Summer of Soul, un apasionado trabajo del músico y cineasta Ahmir Questlove Thomson que lleva acompañando al título el lema: "Cuando la revolución no fue televisada" Harlem Cultural Festival.

Celebrado seis domingos –del 19 de junio al 24 de agosto- de 1969, coincidiendo con el legendario concierto de Woodstock, a solo 160 kilómetros de distancia, y con la llegada del hombre a la luna, el Harlem Cultural Festival congregó a 300.000 personas en el Mount Morris Park (ahora Marcus Garvey Park) y reunió a los nombres más importantes de la música, la cultura y la política afroamericanas. Fue la primera vez que el movimiento de Derechos Civiles, ya veterano, y el nuevo Black Power compartían escenario. Una fiesta cultural negra histórica que los blancos en el poder consiguieron borrar. La grabación que hizo el director y productor Hal Tulchin ha estado esperando en un sótano medio siglo.

Los más grandes, Nina Simone, B.B. King, Stevie Wonder, Sly and the Family Stone, The Staple Singers, The 5th Dimension, David Ruffin, Mahalia Jackson, Gladys Knight and the Pips, Herbie Mann… y muchos otros se unieron al festival de la revolución negra en Harlem. "Es absolutamente increíble que todos esos artistas actuaran en ese festival y que no exista ninguna documentación al respecto. Demuestra que la historia revisionista y la eliminación de la historia negra, ya sea por mezquindad, con intención o por accidente, es muy real", ha escrito el director de Summer of Soul.

Nina Simone enardeció a la multitud en el concierto (Disney)
Nina Simone enardeció a la multitud en el concierto (Disney). DIsney

Soul, blues, jazz, góspel, R&B, motown sound y música latina y afrolatina –los vínculos entre negros y latinos en Harlem era muy fuertes ya entonces- celebraron la cultura negra esos días, pero mucho más allá, se reunió una gran comunidad enfurecida con el racismo y la discriminación, rabiosa con la pobreza, que no había dejado de gritar desde hacía un año, con el asesinato de Marthin Luther King.

Era la unidad negra en un país incendiado de protestas, que luchaba contra la participación en la Guerra de Vietnam, que había visto morir no solo a Marthin Luther King, también a John F. Kennedy, a Malcolm X y a Robert Kennedy. Y una comunidad que sufrió trágicamente la escalada de consumo de drogas. En 1969 la heroína se había llevado a muchos en Harlem. "Hay mucho opresión por parte de la gente blanca y la droga es una forma de olvidarse", decía uno de los asistentes al Harlem Cultural Festival.

Tony Lawrence, un conocido cantante de salón, fue el productor del festival. Consciente de la realidad de Harlem, contrató a los Panteras Negras (Black Panther) para que protegieran a los asistentes de la policía blanca que rodeó el parque durante la celebración. Cyris Bullwhip Innis Jr., miembro de aquella organización, recuerda ahora en esta película el trabajo que hicieron. "Como la policía no iba a ocuparse de la seguridad del festival, los Black Panther estuvimos allí".

El reverendo Jessie Jackson se refirió desde el escenario a los más de veinte Black Panther que estaban en prisión. John Deere Lindsay, el alcalde de Nueva York, "nuestro hermano de ojos azules", reivindico el derecho al progreso de la comunidad negra. Todos los participantes llamaron a la unión y a la lucha contra el supremacismo blanco y los abusos. "Éramos negros y estábamos orgullosos", recuerda la veterana cantante Mavis Staple.

Familias enteras acudieron al Harlem Cultural Festival. Todos cantaron juntos Oh Happy Day, acompañando a Adrienne Kryor con The Edwin Hawkins Singers. "Estábamos entrando en otro ciclo, en un tiempo nuevo con la música", dice ahora Steve Wonder, que se marcó entonces un solo de batería increíble. "Algo muy muy importante estaba ocurriendo ese día, no era solo música, queríamos progreso, estábamos orgullosos de nuestra gente", afirman los músicos de Gladys Knight & The Pipes. Sly and the Family Stone protagonizaron un momento glorioso cuando interpretaron I Want to Take You Higher (Quiero llevarte más alto). Ese verano de 1969, en Harlem, todos estaban seguros de que crearían un mundo nuevo.

Sin embargo, hoy, medio siglo después de aquel festival histórico, ciertas cosas no han cambiado demasiado en EE.UU. La recuperación del Harlem Cultural Festival y la película Summer of Soul se hacen de nuevo necesarias. "Cuando la situación empezó a estallar hacia abril y mayo de 2020, y sobre todo en junio, me dije: ¿No es muy raro? Las mismas circunstancias que propiciaron este concierto están volviendo a suceder mientras intentamos hacer esta película", dice el director Ahmir Questlove Thompson. "¿Hemos regresado al punto de partida 50 años después con los mismos disturbios, protestas, muertes, tiroteos e injusticias? La respuesta es un rotundo 'sí'".