Público
Público

Estreno de la serie ‘La rueda del tiempo’ 'La rueda del tiempo' se esfuerza por hacer accesible su mundo fantástico

Amazon Prime Video estrena este viernes la serie basada en las novelas de Robert Jordan

'La rueda del tiempo' se esfuerza por hacer accesible su mundo fantástico
Imagen de una de las secuencias de la serie 'La rueda del tiempo'. Amazon Prime VÍDEO

No habían terminado aún el rodaje de la primera temporada cuando se anunciaba la confirmación de una segunda. Ese es el nivel de confianza de Amazon en La rueda del tiempo, serie de fantasía basada en las novelas de Robert Jordan cuyos primeros tres episodios se estrenan este vienes en Prime Video. La expectación y muchas esperanzas en que la historia cuaje preceden a este estreno desde hace meses. La adaptación de Rafe Judkins engancha en su arranque, perfila con acierto a la mayoría de sus protagonistas y da una idea de alto nivel de desarrollo del complejo mundo en el que se ambienta. De eso y del presupuesto destinado a hacerla funcionar.

HBO tiene el universo de Juego de tronos, que expandirá en forma de spin-off  . Netflix ha abrazado el de The Witcher, cuya segunda temporada será estrenada el próximo mes. Y ahora le llega el turno a Amazon con una apuesta doble por el género fantástico. A la espera de El señor de los anillos (aún tardará), la que estrenan este viernes es La rueda del tiempo. Esta, como las otras tres mencionadas, cuenta con un arma de doble filo desde su lanzamiento: una sólida base de fans en todo el mundo. Según los datos oficiales, se han vendido 90 millones de libros. Eso supone una garantía de espectadores interesados en ver la serie, pero también un nivel de exigencia mayor para no decepcionarles. Y, además, captar a quienes no han leído las novelas, pero les gusta el fantástico. Un equilibrio complicado de alcanzar.

Lo que se observa en los tres primeros episodios facilitados por la plataforma antes de su estreno de hoy es que se ha cuidado mucho desde el guion el sentar las bases de la historia para quienes no conozcan el material de partida. Algo que no es sencillo si se tienen en cuenta la cantidad de personajes que entran en la ecuación desde un primer momento y lo enrevesado que parece un mundo donde la magia esta presente, hay criaturas fantásticas, leyendas y organizaciones enfrentadas entre sí. Aún así, La rueda del tiempo se explica bien, se desarrolla de forma ágil y entretenida y promete buenos momentos para quienes disfrutan de este tipo de series. Se nota el entusiasmo puesto por Rafe Judkins en la adaptación y los 10 millones de presupuesto por episodio de Amazon.

El hilo conductor de la historia es el personaje de Moiraine (Rosamund Pike), miembro de una sociedad llamada Aes Sedai que aglutina a esas mujeres elegidas por la magia. Interpretada por Rosamund Pike, ella es quien emprende un viaje por el vasto territorio de La rueda del tiempo en busca de cuatro jóvenes en la veintena que podrían ser la reencarnación anunciada de quien destruyese en el pasado. Ahora ese ser, llamado el Dragón, ha vuelto y el destino del mundo vuelve a estar, para su salvación o destrucción, en sus manos.

‘La rueda del tiempo’ se esfuerza por hacer accesible su mundo fantástico
Imagen de una de las secuencias de la serie 'La rueda del tiempo'. Amazon Prime VÍDEO

Acompañada por su escudero Lan Madragoran (Daniel Henney), Moiraine llega a Dos Ríos justo cuando el ejército de unos seres llamados trollocs ataca el pueblo. El objetivo de estos monstruos peludos, feroces, horribles y que responden ante la oscuridad es el mismo que el suyo: dar con los candidatos a Dragón Renacido. A saber, tres chicos y una chica que responden a los nombres de Rand, Perrin y Mat, a Nynaeve y Egwene. A los tres primeros los interpretan Josha Stradowski, Marcus Rutherford y Barney Harris y son, respectivamente, un tipo sencillo que maneja con soltura el arco, un herrero que pierde a quien más quiere en unas circunstancias terribles y un adicto al juego con dos hermanas pequeñas a su cargo por culpa de unos padres irresponsables.

Egwene (Madeleine Madden) es la única chica de la pandilla y para cuando su destino la encuentra ya ha descubierto que es capaz de ‘escuchar el viento’ y ha conectado con la magia. Un grupo variopinto y no del todo bien avenido, con su pasado entremezclado o no, al que se suma Nynaeve (Zöe Robins), sanadora y mentora de Egwene con ciertos recelos hacia las Aes Sedai. Tiene sus razones. Frente a esta organización de mujeres hacedoras de hechizos que habitan en la Torre Blanca, hasta donde intenta llegar el grupo, se sitúa otra que, pese a vestir de blanco y hacerse llamar Los hijos de la luz, es mucho más oscura, violenta y fundamentalista que aquella a quien persigue y extermina.

Lo que plantea La rueda del tiempo, como cualquier buena historia de fantasía, es una profecía que implica a gente normal obligada a enfrentarse a una misión que nunca pidió porque el destino del mundo depende de ellos. La eterna lucha del bien y del mal, de la luz y la oscuridad, contada en clave de universo fantástico con criaturas extraordinarias, magia y un paisaje de postal sin que falten los dilemas universales y trascendentales. Pero, lejos de perderse en la grandilocuencia de estos temas cargados de pensamiento filosófico, humanista y ético, la historia se centra en las personas, en esos jóvenes a los que les sacan de su tranquilo y seguro pueblo para colocar sobre sus hombros una responsabilidad mayúscula mientras lidian con sus propios problemas e inseguridades.

‘La rueda del tiempo’ se esfuerza por hacer accesible su mundo fantástico
Imagen de una de las secuencias de la serie 'La rueda del tiempo'. Amazon Prime VÍDEO

Para evitar que los actores eclipsen a unos personajes pensados para crecer primero ante los ojos de los lectores y ahora de los espectadores es importante (y un acierto) el haber escogido a rostros casi desconocidos. Es algo que funcionó en el caso de Juego de tronos, donde los personajes más jóvenes fueron para actores entonces casi desconocidos. También lo ha probado The Witcher salvo por la excepción de Henry Cavill como gancho. En La rueda del tiempo ese rostro reconocible es el de Rosamund Pike. El otro, el de Álvaro Morte, que interpreta a un misterioso personaje que tarda algún capítulo en aparecer. Al resto se le verá crecer en pantalla. Como mínimo, durante dos temporadas.

Sirva como aviso para quienes se adentren en La rueda del tiempo sin saber nada de su historia a través de los libros que se trata de una serie que, aunque ofrece escenas de acción bien planteadas y resueltas en sus primeros episodios y algunas persecuciones, todo apunta a que se cocerá a fuego lento. Los tres episodios que se estrenan ahora en Amazon Prime Video son una suerte de prólogo, una puerta de entrada que busca dar una idea sólida y amplia que lo que hay tras ella. Como historia de fantasía tiene todo lo que cabe esperar en cuanto a contenido y, además, cuenta con un buen presupuesto que se hace notar. De su desarrollo depende que cuaje o no. Los mimbres los tiene.