Público
Público

FESTIVALES DE VERANO Sónar y FIB, duelo de festivales veteranos al sol del Mediterráneo

Fin de semana de clásicos festivaleros, con un FIB, Sónar, Contempopránea y La Mar de Músicas que llegan al cuarto de siglo de vida con buen estado de salud pero algunos con menos asistentes que en años anteriores.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El festival Contempopránea

El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) y el Sónar de Barcelona son dos de los festivales más veteranos del circuito español. El primero cumple ahora 25 ediciones y el segundo, 26. El de la costa Azahar es uno de los más conocidos aquí y en medio continente. De hecho, la mitad de los asistentes son guiris, mayormente británicos, por lo que el cartel suele adecuarse mucho a los gustos del público juvenil inglés más indie. El Sónar, considerado uno de los festivales de música electrónica más importante de Europa, también atrae a muchos asistentes extranjeros, pero centrados en la música electrónica más avanzada. Por tanto, el duelo será bastante amistoso.

El FIB, que se celebra de este jueves a domingo, cuenta con varios protagonistas. La primera es Lana del Rey, la artista neoyorquina que con cinco discos melódicos sobresalientes ha llegado a lo más alto de las listas y ha cosechado gran cantidad de seguidores. También festejará The 1975, la banda de Manchester liderada por Matty Healy que, como ya hizo hace unos días en el Mad Cool, repasará temas como Chocolate, Sex o Love Me, a la espera del nuevo disco previsto para 2020.

Les acompañarán en cartel el conocido pinchadiscos y pionero del género big beat Fatboy Slim, la banda de rock estadounidense Kings of Leon (que darán en Benicàssim uno de sus tres únicos conciertos europeos de este verano) o los siempre potentes Franz Ferdinand. También hay que subrayar la presencia de Back Lips, Fountains D.C. y Superorganism.

El director del FIB, Melvin Benn, aseguró hace unos días que quería refrescar el festival para convertirlo en rentable y seguir otros 25 años

El director del FIB, Melvin Benn, aseguró hace unos días que quería "refrescar el festival para convertirlo en rentable y seguir otros 25 años". Quizá por ello cada vez esté apostando más por grupos made in Spain. Este año lleva de cabeza de cartel el domingo a Vetusta Morla (que ofreció un gradioso set en Mad Cool) y tampoco se le ha escapado la banda indie española del momento, Carolina Durante; ni la que más festivales comió al año pasado: La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.). Habrá espacio también para el post-punk vasco de Belako, para el pop efervescente de Cupido y para el desparpajo de Cariño.

Veremos si alguno de ellos encandila (si los pactos de investidura se lo permiten) a Pedro Sánchez y familia, que en otras ocasiones han acudido al FIB, la última el año pasado con polémica incluida por el uso del Falcon presidencial. Los abonos ya están a 167,40 euros los cuatro días, la entradas de dos días a 102,60 y las de una sola jornada a 64,80 euros.

El otro clásico de esta semana, el Sónar, llega un mes más tarde de lo habitual por problemas logísticos de uno de sus recintos. Y casi ni llega. Los montadores de escenarios (riggers) del lugar están en huelga, por lo que la Fira de Barcelona contrató a otras empresas para que hicieran su trabajo. Los empleados denunciaron ante la Justicia por vulneración de derecho de huelga. Finalmente, un juez ha rechazado las medidas cautelares y ha permitido la celebración del macroevento electrónico

Sónar

Otro contratiempo ha sido la detención de uno de sus headliners, el rapero estadounidense A$AP Rocky, guía de la música urbana actual, envuelto en una reciente pelea en Estocolmo, donde permanece retenido. Ha sido sustituido por el rapero inglés Stormzy, estrella del festival de Glastonbury. Ya actuó en Sónar 2016 pero ahora llega convertido en el primer autor de disco de grime en liderar la lista de éxitos del Reino Unido. Junto a él rapeará otro referente de esta mezcla de dancehall y hip hop, el londinense Skepta; además del icono puertorriqueño del trap-pop-reguetón Bad Bunny; o el berlinés Paul Kalkbrenner, que presentará parte de su nuevo álbum de música de baile: Parts of Life.

La electrónica más sofisticada estará comandada por Four Tet y sus recientes producciones, Sevdaliza y su espectáculo The Great Hope Design, Fennesz y su nuevo trabajo Agora o Hauschka y los temas de su A Different Forest. Las notas más bailables las pondrán los veteranos Underworld, adalides del techno house progresivo con toques pop; Floating Points, uno de los artistas de electrónica del momento, que promete un set de 6 horas seguidas; Peggy Gou, creadora del temazo It Makes You Forget (Itgehane); o SebastiAn, conocido como representante del french house.

Pero hay muchos más en este festival de registros tan variados. Y es que el cartel es uno de los más apabullantes que existen, en cuanto a cantidad, variedad y calidad de artistas. De hecho, el festival está dividido en Sónar de Día y Sónar de Noche en dos diferentes recintos, a lo que hay que sumar el Sónar+D, un congreso internacional que colabora con investigadores e innovadores del mundo empresarial y reúne artistas, creativos, músicos o científicos. Los abonos integrales están a 200 euros, los abonos de día para el jueves, viernes o sábado a 62 euros y los de noche a 83.

Indie pop nacional

Si hablábamos del cuarto de siglo con achaques pero bien llevado del FIB y Sónar, le sigue a la zaga el festival Contempopránea, que prepara este fin de semana en Alburquerque (Badajoz) su 24 edición. Se decanta, una vez más, por la música española más de moda, con nombres como Ángel Stanich, Zahara, Second, Viva Suecia, El Columpio Asesino, Carolina Durante, Full, Cariño o Melenas. Además, darán oportunidad a bandas prometedoras de la escena indie como Confeti de Odio, Salvador Tóxico y Nuevos Tiempos Romanos. Los abonos de dos días están a un precio final de 52,50 euros, mientras que las entradas de día se consiguen por 36,75 euros.

Con bandas también nacionales pero algo más rockeras se presenta Pirata Rock, del jueves al sábado en Gandía (Valencia). Cuenta con un palmarés sobresaliente encabezado por Rozalén, Boikot, Berri Txarrak, La Habitación Roja, Macaco o Sexy Zebras. Los abonos cuestan 49,50 euros y con acampada al sol 64,90 (a la sombra está todo vendido), mientras que las entradas de día salen a 38,50 euros.

Algunos de estos artistas hacen doblete estos días en otros festivales de parecida temática, como el Vive Nigrán, que acoge esta localidad pontevedresa. Añadimos a su palestra nombres como Novedades Carminha, Ángel Stanich, Las Chillers, Hidrogenesse o Los Nastys. El abono vale 30 euros y por días 19.

Este fin de semana también se celebra en la provincia de Albacete el Letur Alma, festival fomentado por Rozalén para promocionar los pueblos de la Sierra del Segura, y que también contará con otros artistas como Kiko Veneno, La Pegatina o Carmen Boza. Los abonos cuestan 34 euros y los pases de día 25. Otro festival de reciente creación es el Ezcaray Fest. En esa localidad riojana tocarán del 19 al 21 de julio grupos como Berri Txarrak, The Baboon Show o Tarque. Se paga solo los conciertos del sábado a 33,10 euros la entrada.

Un mar de músicas 

Otro de los grandiosos festivales que cumple este año sus bodas de plata es La Mar de Músicas de Cartagena, uno de los eventos de música global más reputados de España. De hecho, el año pasado logró el premio al Mejor Festival de España de Pequeño Formato en los Premios Fest, el de Mejor Festival de Pequeño Formato de España en los Iberian Festival Awards y el de Mejor Evento Cultural de la Región de Murcia. Además de música, la literatura, el cine y el arte vuelven a darse cita en un 2019 con Portugal como país invitado.

Elza Soares

De los casi 50 artistas que componen el cartel, destacan las actuaciones este fin de semana (el festival dura hasta el día 27) de Elza Soares, la octogenaria cantante y compositora de samba y bossa nova más reverenciada de todo Brasil. Otra bendita sorpresa es el islandés Ólafur Arnalds, que se mueve como pez en el agua entre pop, la música clásica, la electrónica y las bandas sonoras. La última recomendación es Kamasi Washington, un saxofonista de Los Ángeles que en unos pocos años ha enamorado a propios y ajenos del jazz con discos como The Epic y Heaven and Earh. Los precios de las entradas de estos tres conciertos están entre los 25 y 28 euros.

Por último, volvemos a Portugal, pero para hablar de dos grandes festivales que se celebran estos días allí. El primero es el MEO Marés Vivas de Oporto, que aglutina entre su elenco a Sting, Morcheeba, Mando Diao, Snow Patrol, Keane y Ornatos Violeta, entre otros, a un precio de 61 euros los tres días y de 33 la entrada de viernes, sábado o domingo. Mientras, en la capital lusa se planta del 18 al 20 de julio el Super Bock Super Rock, con Lana Del Rey, Phoenix, Janelle Monáe, Metronomy, Cat Power, Charlotte Gainsbourg y Superorganism como protagonistas. Los bilhetes de tres días están a 110 euros y los de día a 60, gastos incluidos.

Escucha FESTIVALANDIA: Lo que no ves de los festivales