Público
Público

Hemeroteca Municipal de Madrid Hemeroteca Municipal de Madrid: un tesoro para periodistas e historiadores

Prestigiosos hispanistas como Ian Gibson, guionistas de populares series de televisión y periodistas, historiadores y estudiosos en general son asiduos visitantes de la Hemeroteca Municipal de Madrid, una institución que celebra su centenario y que está considerada como la más antigua y completa de su género en España.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Inmaculada Zaragoza, en su despacho de la Hemeroteca Municipal. Foto de Manuel Tapia Zamorano .

Fundada en 1916 por los periodistas Ricardo Fuente, Antonio Asenjo, Manuel Rosón y Francisco Ruano, y abierta al público dos años más tarde, la Hemeroteca Municipal de Madrid celebra el centenario de su nacimiento con la exposición "Cuatro siglos de noticias en cien años" y la publicación de un cuidado y exhaustivo catálogo que recoge la historia de la prensa en España.

Escritores, periodistas e investigadores tienen en la hemeroteca madrileña una fuente de inspiración para su trabajo, avalada por el peso y el conocimiento de la historia que contienen sus más de 31.500 títulos y 200.000 volúmenes repartidos en 24 kilómetros de estanterías.

Sus anaqueles guardan el legado y el fondo hemerográfico de lo que fueron momentos decisivos de la historia de España y un patrimonio cultural de gran importancia en el ámbito del periodismo.

En una entrevista con este diario, la directora de la Hemeroteca Municipal, Inmaculada Zaragoza, se muestra orgullosa de llevar las riendas de una institución de gran utilidad cultural y social, considerada como la más antigua y completa en su género en España.

Columna vertebral

"La prensa", apostilla, "es un medio inexcusable e imprescindible para conocer un país. Es la crónica más completa de lo que hemos sido, lo que somos y lo que seremos. Y en esta hemeroteca está la columna vertebral de lo que fueron y significaron los cambios sociales del siglo XIX al XX".

Una plantilla compuesta por 24 funcionarios, entre personal técnico, facultativos de archivos y museos y ayudantes de biblioteca, se encargan de conservar y difundir unas valiosas colecciones de revistas y periódicos nacionales e internacionales en soporte impreso y digital.

Precisamente, la digitalización de los fondos documentales es una de las prioridades de la hemeroteca. El proceso arrancó de manera experimental en 1998 y poco diez años más tarde se abordó de manera sistemática, en colaboración con la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid.

Hasta la fecha, de los fondos antiguos de los que dispone el centro, y que están libres de derechos y pueden consultarse por internet, se encuentra digitalizado un volumen de más de un millón de páginas correspondientes a más de mil títulos.
La Hemeroteca Municipal tiene previsto firmar este año un convenio con el Ministerio de Cultura, que se prolongará hasta 2022, y permitirá la digitalización de otras 900.00 páginas.

"Hemos hecho un gran esfuerzo por adaptarnos al mundo digital", explica Inmaculada Zaragoza, "y seguimos en ello. Nuestras colecciones se consultan ahora más que nunca y en el mundo entero. Cualquier persona, en cualquier parte del mundo y a cualquier hora, y con descargas gratuitas, pueden tener acceso a nuestros documentos. Eso es una ventaja enorme".

Las joyas de la Corona

¿Y cuáles son las "joyas de la Corona" que alberha la hemeroteca? Su directora lo tiene claro. De un lado, destaca el fondo antiguo, perteneciente a los siglos XVII y XVIII, en el que se recoge el protoperiodismo o la prehistoria del periodismo. Por otro lado, reconoce la valía de las colecciones de la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil. De esta última, el reconocido hispanista Hugh Thomas dijo que era el mejor archivo relativo a ese periodo.

La responsable de la hemeroteca recuerda que durante la Guerra Civil la institución quedó dividida en dos. Una de las sedes, la dirigida por Manuel Rosón en la plaza de la Villa, consiguió que, a través de un depósito legal autorizado por la Junta de Defensa de Madrid y posteriormente por el Gobierno de la República, todas las cabeceras entregaran un ejemplar a la hemeroteca, tanto de lo que se publicaba en Madrid como en los distintos frentes de guerra.

Por su parte, otro director, Antonio Asenjo, fundó inicialmente en Salamanca y luego en Burgos otra hemeroteca paralela, dependiente del Ministerio de Prensa y Propaganda, en la que recopiló toda la prensa editada en el bando nacional. Al concluir la guerra, ambas colecciones se fusionaron y dieron lugar a una de las colecciones más excepcionales de este periodo.

Inmaculada Zaragoza considera que la Hemeroteca Municipal cuenta con el suficiente arraigo entre los madrileños y destaca que es una institución frecuentada además por historiadores con Ian Gibson e incluso por los guionistas y realizadores de series muy populares de televisión, como "Cuéntame cómo pasó" o "Amar en tiempos revueltos". "Vienen a filmar y a documentarse sobre la época, y aquí encuentran una ayuda muy valiosa", subraya Zaragoza.

Talleres educativos

La hemeroteca organiza también programas educativos con escolares y visitas guiadas al centro con el fin de formar a futuros investigadores y profesionales de archivos y bibliotecas.

Igualmente, organiza talleres para adultos y colabora en numerosas exposiciones, como la que se celebra ahora con motivo del bicentenario del Museo del Prado, en la que aporta dos documentos del "Diario de Madrid" y "La Gaceta de Madrid" donde se habla de la creación del Museo Josefino, precedente de la pinacoteca nacional.

Inmaculada Zaragoza trabaja en la hemeroteca desde hace 27 años y lleva como directora los siete últimos. En 1989 aprobó unas oposiciones de ayudante de Bibliotecas, Archivos y Museos del Ayuntamiento de Madrid y en 2013 superó otra oposición del Grupo Superior Técnico de Bibliotecarios, que le permitió suceder en el cargo al anterior responsable, Carlos Dorado.

Si tuviera que quedarse con una de las iniciativas organizadas con motivo del centenario, Zaragoza no lo dudaría: el esmerado catálogo publicado a tal fin y al que ella denomina "El Libro del Centenario". La publicación recoge imágenes de las 176 obras que forman la exposición y diferentes colaboraciones de expertos que, con un criterio cronológico, abordan la historia de la prensa en España.