Público
Público

'Julieta' recauda poco más de medio millón y se convierte en el peor estreno de Almódovar en 15 años

La última película del director manchego arranca en la quinta posición de la taquilla y por primera vez no es la cinta española que más recauda, superada por 'Kiki, el amor se hace'.

Pedro Almodóvar junto a Emma Suárez en el rodaje de 'Julieta'.

PÚBLICO

MADRID.- La taquilla española ha acogido con frialdad la última película de Pedro Almodóvar. Julieta, vigésima cinta del realizador manchego, tan solo ha sido la quinta película más vista este fin de semana en España. El debut, marcado por la aparición de Almodóvar y su hermano en los 'papeles de Panamá', se ha saldado con una decepcionante recaudación de casi 586.000 euros. 

El drama protagonizado por Emma Suárez y Adriana Ugarte se proyecta en 203 salas, un número sensiblemente inferior al de anteriores películas de Almodóvar, lo que también ha repercutido en este discreto estreno en cartelera. Por todo ello, Julieta es el peor estreno de una cinta de Almodóvar en los últimos 15 años.

Los amantes pasajeros, su anterior estreno, recaudó en 2013 en su primer fin de semana 1,9 millones, Volver (2006) -la película más taquillera de Almodóvar- obtuvo 1,8 millones, Hable con ella (2002) 1,74, La piel que habito (2011) 1,26, La mala educación (2004) 1,1 y Los abrazos rotos (2009) recaudaron 912.000 euros.

Además, por primera vez el estreno de una cinta de Almodóvar no es la película española que más recauda, ya que ha sido superada por Kiki, el amor se hace, de Paco León, en su segunda semana en cartelera. Este fin de semana, la taquilla ha estado liderada por El cazador y la reina del hielo, que se ha estrenado en 653 salas con 1.217.200 euros. Detrás aparece el filme de León. Tercera es Objetivo Londres con 785.524 euros y a la cuarta posición cae Batman v Superman, que tras más de tres semanas en cartelera ya lleva recaudados más de nueve millones de euros.

Una promoción de lo más convulsa

La promoción de Julieta estuvo marcada la semana pasada por la polémica. Pedro Almodóvar anuló el acto de presentación a la prensa de la película y tampoco quiso conceder ninguna entrevista debido a su aparición junto a su hermano Agustín en los conocidos como papeles de Panamá

Sus nombres aparecen vinculados a una sociedad opaca llamada Glen Valley Corporation y registrada en las Islas Vírgenes Británicas. La empresa se mantuvo activa desde el 22 de marzo de 1991 hasta el 11 de noviembre de 1994 y su tramitación se gestionó desde el despacho de la firma panameña Mossack Fonseca en Ginebra (Suiza).

Así, el peso de la promoción recayó en las dos actrices protagonistas de la película, Emma Suárez y Adriaga Ugarte, que protagonizaron un altercado en los pasillos de Onda Cero, demostrando que su relación no es de las mejores.

Según varios testigos de la bronca, Suárez gritó a Ugarte: "¡Estoy harta de ti!", a lo que Adriana respondió con un "si no he dicho nada"; para continuar con un "¿qué te he hecho?" mientras le pedía "no me dejes tirada". Tras el tenso momento, ambas cancelaron una entrevista que habían concertado con el programa Likes de Raquel Sánchez Silva en el canal #0.