Público
Público

Aragonés: "Contra Rusia tenemos que presionar de verdad"

El seleccionador reconoce el trabajo de sus jugadores y asegura que "pase lo que pase" no renovará en su cargo 

Luis Aragonés, destacó que no tenía duda de que Cesc iba a marcar el penalti decisivo que dio anoche a España el pase a las semifinales de la Eurocopa. El seleccionador nacional de fúbol aseguró que dada su gran experiencia no se emociona con facilidad, pero desveló que algún mensaje de sus nietos sí le había tocado la "fibra".

"No soy hombre de emocionarme con facilidad, estoy contento, pero llevo muchos años y ni cuando se pierde me hundo ni cuando se gana estoy por las nubes. Estoy contento por mi país, por los jugadores y por algunas gentes que me han dado su apoyo y el que no me lo ha dado me ha llevado meditar más y eso es bueno para el grupo", expresó hoy en rueda de prensa tras el histórico triunfo de anoche.

También agradeció el apoyo del rey Juan Carlos, con el que mantiene una excelente relación. "Le conozco desde que era príncipe, habíamos comido alguna vez con Di Stéfano. Me dio la Medalla de Oro al mérito deportivo y en una broma le dije: ¿No sería mejor que nos diera un poco de dinero mensualmente?, desde entonces siempre le pregunto por lo nuestro y me contesta: va bien, pero sigue como estás".

Aragonés aseguró que no tenía "ninguna carga" sobre sus hombros y recalcó que este grupo de jugadores venía dispuesto a superar la barrera de cuartos: "No tenía ninguna carga ni nada por el estilo, en fútbol a veces se consiguen las cosas y otras no".

Asegura que vio con "interés" la tanda de penaltis, porque no es de los que "se van" y desveló que Güiza "después de ganar y todo, estaba bastante triste".

"Habíamos elegido a gente que es difícil que falle", destacó, confirmando que estaba convencido de la solvencia de sus jugadores, a pesar de que Cesc no lanzaba un penalti en partido oficial desde los 15 años. "Sabía que lo iba a meter, estaba seguro", dijo sobre el jugador del Arsenal, que, tiene claro, será "un futbolista fuera de serie, tiene un último pase y pase largo impresionante y canaliza el juego perfectamente, aunque tiene cosas que mejorar, como defensivamente ser un poco más fuerte".

Tampoco dudó en elogiar a Senna o Casillas. "Senna se ha amoldado, sabía que lo podía hacer, a jugar por delante de la línea de cuatro, y va de menos a más con una facilidad impresionante, sabía de su entrega", dijo.

"Iker para mí es un diez, en todo, en la portería, en la capitanía, en su forma de comportamiento..., lo tiene clarísimo. Todo el grupo ha sido un diez, pero fundamentalmente el capitán, que es con el que he hablado más e intervenido en cosas, es un fenómeno", añadió.

Por otra parte, se mostró "agradecido" a lo que ahora piden que siga en el cargo, pero zanjó cualquier intento de instar su permanencia. "Ya sabe la Federación y todos que, termine como termine, se ha acabado. Estoy orgulloso de que mi trabajo haya servido para bastante, dejar a un grupo importantísimo, de jugares que se dejan la piel y hacen un ambiente formidable, pero en lo demás no me meto. Se acabó, se terminó y punto", sentenció.

Por otra parte, respecto a Rusia, aseguró que ha mejorado no sólo por Arshavin, "que es un gran jugador". "Sorprender será difícil, pero vamos a intentarlo. Es un equipo que le gusta atacar como a nosotros. Debemos cortar donde arranca su buen hacer para el contraataque y arriesgar con la primera linea de presión, presionar de verdad, no hacer sobra y ajustar y achicar bien con la linea de cuatro para que los espacios se reduzcan", explicó.

Además, tras lo sufrido en el pasado Mundial, el equipo aprendió cosas que le han servido para "aprender muchas cosas", entre otras que "si no puedes ganar, por lo menos no pierdas", como ocurrió anoche. "El cero en nuestra portería es buenísimo, uno de los errores del Mundial, aparte de tener enfrente a Francia, fue que no supimos guardar el gol y nos fuimos arriba alegremente, aunque si hubo un equipo superior fue España, aunque perdiese 3-1", recordó.