Público
Público

Bakambu marca la diferencia para el Villarreal

El Villarreal derrota por la mínima al Sparta (1-0) tras desaprovechar un sinfín de ocasiones

Bakambu celebra su gol al Sparta. EFE/Domenech Castelló

EUROPA PRESS

Un doblete de Cédric Bakambu otorgó el triunfo al Villarreal (2-1) ante el Sparta de Praga en el partido de ida de cuartos de final de la Europa League, un encuentro donde los castellonenses merecieron golear a los checos, que encontraron demasiado premio con un cabezazo de Brabec al borde del descanso.

En los primeros 20 minutos, el Villarreal fue un auténtico vendaval. Los jugadores amarillos arrasaron a un Sparta que no sabía por donde defender. La fortaleza de los españoles, cimentada en un tempranero gol de Bakambu, condicionó el partido tras la timidísima reacción del Sparta, que hizo muy pocos méritos pese a su buen currículo.

A los 2 minutos, Bakambu adelantó a los suyos al presionar una cesión al portero rival. El delantero francés, de origen congoleño, no perdió la fe y el rechazo terminó convirtiéndose en el primer tanto del partido. Desde ese momento, el recital del 'Submarino Amarillo' fue total. Primero falló Mario Gaspar en el área pequeña y después, Samu, en una clarísima oportunidad.

Pero no quedó ahí la nómina de ocasiones de los villarrealenses, que tuvieron en botas de su pichichi europeo Bakambu --7 goles en 10 partidos-- el segundo de la noche, pero Bicik estuvo a un gran nivel. Otra cabezazo del delantero galo, que se fue por poco, y un disparo de Samu que rozó el travesaño terminaron por despertar a un Sparta que sólo reaccionó a balón parado.

Los checos, que no habían perdido en la competición europea tras eliminar a Nápoles y Bayer Leverkusen, no ofrecieron tan buena imagen como habían vendido. Sin embargo, hizo falta muy poco para que Brabec batiese a Asenjo en un córner que cabeceó con prestancia al palo más largo, libre de marca en el corazón del área.

El gol no incomodó a los de Marcelino García Toral, que fueron a más, independientemente del enorme rédito de sus rivales. Así, apostando por las mismas fichas, Bakambu se asoció con Denis Suárez y no desaprovechó su excepcional posición al borde del área. El francés no falló y colocó el que --a la postre-- sería definitivo 2-1.

Lo siguieron intentando, sobre todo Baptistao y Adrián López en el cuarto de hora final, pero nuevamente el portero del Sparta reclamó su cuota de protagonismo. Así concluyó el choque, con el Villarreal buscando un tercero gol más que merecido y los checos pidiendo la hora.