Público
Público

Bartomeu y Rosell se niegan a declarar sobre el fichaje de Neymar

Tanto el actual presidente del FC Barcelona, como su antecesor, alegan que se ratifican en sus declaraciones del pasado mes de febrero cuando se les investigó por delito fiscal en relación a la compra del delantero brasileño.

El presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, y su antecesor en el cargo, Sandro Rosell, a su salida de la Audiencia Nacional. REUTERS/Andrea Comas

J. PÉREZ/ EFE

MADRID.- El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y su predecesor en el cargo, Sandro Rosell, han abandonado la Audiencia Nacional a las 11.15 horas tras negarse a declarar sobre el fichaje de Neymar, alegando que se ratificaban en lo que ya explicaron en la causa en la que se les investigó por delito fiscal, también en relación a la compra de este jugador.

El portavoz del FC Barcelona, Josep Vives, ha matizado después en que tanto Bartomeu como Rosell no es que se hubieran negado a declarar, sino que se han ratificado en las declaraciones que hace más de un año ambos realizaron ante un juzgado de instrucción de Barcelona y que constan en la causa abierta en la Audiencia Nacional.

Vives ha destacado que ambos se han ratificado “en lo que se ha dicho siempre”. Esto es, que el club actuó correctamente en la contratación de su delantero Neymar.

"Se están enjuiciando los mismos hechos, y por estos mismos hechos ya se ha declarado... Lo que ha habido ha sido una ratificación de algo que ya se declaró hace un año en el caso del señor Bartomeu y hace un año y medio en el caso del señor Rosell", ha asegurado Vives quien ha destacado que el FC Barcelona aportó toda la documentación a la Audiencia Nacional desde el primer momento sobre la contratación de Neymar.

Ambos se han ratificado en el FC Barcelona "lo ha hecho bien, lo ha hecho correctamente, y confiamos plenamente en la justicia y en el sistema", ha asegurado Vives quien destaca la "tranquilidad de conciencia de la gestión que hemos hecho".

Los investigados tienen derecho a no declarar, por lo que ninguno de los dos ha sido preguntado por el el juez central de instrucción 5, José de la Mata ni por fiscal del caso José Perals.

Bartomeu y Rosell habían sido citados para este lunes como investigados (imputados) por delitos de corrupción entre particulares y estafa en el fichaje del jugador del Barça desde el Santos, en el marco de la querella presentada por la empresa DIS, que tenía parte de los derechos federativos de Neymar Da Silva Jr, y que se siente estafada por esta operación.

Bartomeu y Rosell se han ratificado en lo que ya declararon en febrero de 2015 en relación con la querella que interpuso un socio del Barça al conocer que Neymar le costó supuestamente al Barcelona 83 millones cuando el club dijo que el traspaso del jugador había costado 17.

Esta causa, tras ser instruida en la Audiencia Nacional, fue remitida a los juzgados de Barcelona, donde se encuentra pendiente de juicio, y en ella Bartomeu, Rosell y el Barça están imputados por delitos fiscales en relación al fichaje de Neymar.

En febrero de 2015, y en el marco de esa causa, Bartomeu declaró como imputado por un delito fiscal y afirmó que él no negoció ninguno de los contratos para fichar a Neymar, ya que de esa tarea se encargó su antecesor Sandro Rosell.

Rosell por su parte, que compareció como imputado por un delito de apropiación indebida, explicó que él se limitó a firmar los contratos que le dieron los servicios jurídicos del club porque se fiaba de ellos.

Bartomeu y Rosell, juntos en la Audiencia Nacional

Tras comparecer ante el juez, Bartomeu y Rosell han abandonado juntos la sede de la Audiencia Nacional sin hacer declaraciones a los numerosos periodistas que les aguardaban a la salida y, tras caminar unos metros a pie, han subido los dos a un Audi negro que les esperaba en una calle de las inmediaciones del tribunal.

Bartomeu y Rossell, vestidos ambos con trajes oscuros, llegaron también juntos a las 9.50 horas a la Audiencia Nacional acompañados por sus abogados e Ignacio Mestre, director general del Barça, quien también ha comparecido este lunes ante De la Mata.

Para este lunes el juez había emplazado también como investigados al representante del Santos y a los presidentes del Santos cuando se produjo la operación, Odilio Rodríguez y Luis Álvaro de Oliveira, quienes han pedido declarar en Brasil a través de comisión rogatoria, han informado fuentes jurídicas.

Neymar declara el martes

El próximo martes será el turno de Neymar, quien ha sido citado como investigado junto a su padre Neymar Da Silva Santos y su madre Nadine Gonçalves Da Silva, aunque los padres del jugador podrían evitar comparecer ante De la Mata al haber pedido, al igual que los directivos del Santos, declarar en Brasil vía comisión rogatoria, según las fuentes consultadas por Efe.

En esta nueva causa se investiga la querella que interpuso contra ellos el fondo DIS, que tenía un 40% de los derechos federativos de Neymar y que se considera estafado por no haber cobrado el dinero que le correspondía. Según los querellantes, a DIS le correspondía un 40% del dinero que pagara el Barcelona al Santos por los derechos federativos del jugador cuando lo fichó.

Sin embargo, afirman que el fondo de inversión sólo percibió ese porcentaje de los 17,1 millones que el club dijo haber abonado por el brasileño, cuando el fichaje le costó, según se desprende de las investigaciones de la Audiencia Nacional en la otra causa, un total de 83,3 millones.

Cuarenta de esos millones los cobró Neymar por aceptar fichar por el Barça mediante un contrato simulado, un hecho que, según el juez, "podría haber alterado el libre mercado de fichajes de futbolistas y perjudicado también al querellante" al no haber podido DIS percibir más dinero por ofertas de otros clubes.