Público
Público

Dynepo, el nuevo dopaje de diseño

Dynepo, un nuevo producto similar a la EPO, se origina de la activación de genes de células humanas. Es el nuevo dopaje.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se ha convertido en la molécula de moda. Los expertos en la lucha contra el dopaje en el deporte llevan meses  obsesionados con la detección de un nuevo producto diseñado para combatir la anemia de los enfermos de riñón, pero que ha invadido la peligrosa frontera del dopaje.

En las últimas semanas, los deportistas de alto nivel también se refieren a él con frecuencia. Sospechaban ya desde antes del verano de la aparición de una nueva sustancia que podía desvirtuar los resultados de los deportistas que caen en la trampa del dopaje.

Actualmente esta molécula ya es visible en los controles, pero todavía no ha sido elevada a la categoría de detectable con toda fiabilidad. Lo que sí está claro (y este extremo se ha confirmado recientemente) es que estaba siendo utilizada ya este verano para potenciar el rendimiento. Se llama Dynepo. En farmacología, también se le conoce con el nombre de EPO (eritropoyetina) delta.

Activador de un gen

Desde el punto de vista médico, Dynepo se utiliza para el tratamiento de la anemia de los enfermos de riñón porque es un agente estimulador de la formación de hematíes (glóbulos rojos). La novedad de esta molécula, comercializada por vez primera en Alemania el pasado mes de marzo por los laboratorios Shire, es que  activa el gen de la eritropoyetina (EPO) en las células del ser humano.

En virtud de esta circunstancia, puede ser considerada como el primer ejemplo del anticipado (y temido) dopaje genético.Hasta ahora, todos los agentes estimuladores de las llamadas células de la serie roja –fundamentales para el transporte de oxígeno al tejido muscular–, que estaban disponibles comercialmente, se habían sintetizado partiendo de células animales.Dynepo, también conocida como la variedad delta’ de la eritropoyetina, es la primera molécula de este grupo cuya síntesis se origina en células humanas.

Rasmussen

El Dynepo ya protagonizó el mes pasado la primera noticia relacionada con el deporte de alto nivel. En el pasado Tour de Francia, las muestras de los controles de dopaje de Michael Rasmussen (expulsado por su equipo cuando iba líder) contenían Dynepo. La información la hizo pública hace un mes el laboratorio de Chatenay-Malabry que llevó a cabo el análisis.

Nada más aparecer esta información (recogida por el diario deportivo francés L’Equipe), el jefe de la Agencia Antidopaje de Francia, Pierre Bordry , se apresuró a decir  que los resultados no podrían ser  manejados como un positivo de dopaje. En el mismo sentido se expresó Enrico Carpani , portavoz de la Unión Ciclista Internacional. El italiano señaló que “no hay un resultado positivo”.

Trazas de Dynepo

La explicación es sencilla: en las muestras ya se ven trazas de Dynepo. Sin embargo, la fiabilidad es todavía inferior a la que exigen los controles de calidad que se autoimponen las autoridades de la lucha antidopaje.

La reputación de Michael Rasmussen ha perdido más enteros a raíz de esta noticia. Al danés le expulsó este año del Tour su equipo, el Rabobank, debido a que había mentido acerca de su paradero para evitar pasar controles de dopaje por sorpresa.

La noticia de la utilización de Dynepo no ha hecho sino empeorar la imagen de Rasmussen y conceder mucho mayor prestigio a la victoria de Alberto Contador.Provoca hipertensiónComo cualquier otro medicamento, Dynepo puede provocar efectos no deseados en quien los toma. Estos efectos, conocidos en medicina como secundarios, son, en el caso de Dynepo, hipertensión (elevación de la presión sanguínea) y dolor de cabeza.