Público
Público

El keniano Peter Kiplagat y la etíope Askale Alemayehu reinan en la maratón de Madrid

El Samur saca de una parada cardiorrespiratoria a un corredor que sufrió un infarto. Cerca de 200 participantes han sido atendidos por los sanitarios, de los que una treintena han sido trasladados a un hospital.

El atleta keniano Peter Kiplagat (i), ganador de la 39 Maratón Popular de Madrid con un tiempo de 2:11:44, acompañado del segundo y tercer clasificados, los también kenianos Patrick Cheruiyot (c) y Alfhonce Kibiwot Kigen, tras llegar a la meta de la carrera. EFE/Fernando Alvarado

AGENCIAS

MADRID / LONDRES.- El keniano Peter Kiplagat, con un tiempo de 2h11:44, y la etíope Askale Alemayehu con 2h33:08 renovaron la eterna hegemonía africana en el maratón de Madrid (el nombre oficial de la prueba es EDP Rock'n' Roll Maratón & Media Maratón), que en su 39 edición congregó a 33.000 corredores repartidos en tres carreras en una mañana luminosa.

Fran España, duodécimo con 2h25:38, fue el mejor español en la llegada, después de haber contado con su hermano Jesús, posible tercer olímpico español en el maratón de Río, como liebre de lujo durante varios kilómetros. Desde que el madrileño Chema Martínez conquistó la edición del 2008, ningún otro español ha ganado en categoría masculina, y en mujeres lo hizo en 2013 Vanessa Veiga. [VEA LA FOTOGALERÍA]

A diferencia del año pasado, cuando la lluvia y el frío mortificaron a los participantes, Madrid recibió hoy con un día soleado a los 33.611 corredores (9.000 de ellos extranjeros), repartidos en las tres pruebas que integraban el programa: 14.611 en el maratón, 12.000 en el medio y 7.000 en los 10 km.

Vista general de los participantes en la 39 edición de la maratón de Madrid,a su paso por el Paseo de la Castellana. EFE/Emilio Naranjo

Vista general de los participantes en la 39 edición de la maratón de Madrid,a su paso por el Paseo de la Castellana. EFE/Emilio Naranjo

Los termómetros callejeros marcaban 8 grados a las 8.30, cuando arrancó la carrera de 10 km y 13 a la hora en que arribaron a la meta los primeros del maratón, pero la temperatura seguía aumentando hasta el punto de que los últimos corredores populares hubieron de soportar un calor menos recomendable para esfuerzos de cinco o seis horas.

El objetivo para los atletas de elite era acabar en un tiempo de 2h10, una marca estimable para el complicado perfil altimétrico de la capital. El récord masculino pertenece al keniano Ezekiel Kiptoo Chebii, que en 2014 obtuvo la primera de sus dos victorias con 2h09:15. El año pasado lo hizo con 2h12:00.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, fue la encargada de dar el pistoletazo de salida a la EDP Rock'n' Roll Maratón & Media Maratón, desde la Plaza de Cibeles. Carmena ha sido nombrada Maratoniana de Honor por la entidad organizadora del evento y ha asegurado tras recibir este galardón que se siente "obligada siempre a defender esta carrera".

Cerca de 200 corredores atendidos

Durante la carrera, efectivos del Samur lograron sacar de una parada cardiorrespiratoria a un corredor de 50 años del maratón, tras sufrir un infarto poco antes de llegar a la meta del maratón de Madrid en el parque de El Retiro donde ha sido atendido de inmediato por los servicios sanitarios.

Ha sido la unidad de motoristas del Samur, denominada Halcón, la primera en auxiliar al hombre, según un portavoz de Emergencias Madrid, quien ha explicado que le han aplicado rápidamente el desfibrilador.

La intervención de los servicios de emergencia ha permitido que el corredor saliera de la parada cardiorrespiratoria.

Poco después, han acudido al lugar más facultativos del Samur que le han practicado maniobras RCP (reanimación cardiopulmonar) y el hombre ha recuperado la consciencia. El corredor ha sido trasladado al hospital Gregorio Marañón con un buen pronóstico.

Hasta este centro también fue conducido otro participante del maratón, un hombre de 67 años que se desplomó al suelo tras sufrir un ictus en las inmediaciones de la estación de Atocha, a su paso por el museo Reina Sofía. Los médicos del Samur también le atendieron en el lugar y ha quedado ingresado con pronóstico grave en el citado hospital.

Además los efectivos del Samur han tenido que atender a algunos de los maratonianos tras cruzar la meta. El Samur dispuso dos hospitales de campaña en el Retiro y uno en la Casa de Campo, además de desplegar unidades por el recorrido del maratón en el han participado alrededor de 34.000 corredores.

En ellos atendió a los primeros corredores que presentaron problemas musculare. En total el Samur ha atendido a más de 196 corredores durante el maratón, de los que alrededor de 31 han precisado de traslado al hospital.

Kipchoge roza en Londes el récord del mundo

También se han celebrado este domingo otras carreras de maratón en diferentes capitales europeas. La más destacada, la de Londres.

En la capital británica, el keniano Eliud Kipchoge logró la segunda mejor marca de la historia en un maratón, defendiendo con éxito el título logrado el año pasado, mientras su compatriota Jemima Sumgong mostró una gran valentía y se impuso en la categoría femenina tras una caída.

El corredor keniata Eliud Kipchoge atraviesa la linea de meta como ganador de la maratón de Londres. REUTERS / Paul Childs

El corredor keniata Eliud Kipchoge atraviesa la linea de meta como ganador de la maratón de Londres. REUTERS / Paul Childs

Kipchoge, que marcó un tiempo de dos horas, tres minutos y cinco segundos, parecía un poco decepcionado por acabar a ocho segundos del récord del mundo de 2:02:57 de Dennis Kimetto. El keniano, de 31 años, ha ganado en seis de sus últimos siete maratones, lo que supone una carta de presentación de cara a  los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Para su compatriota Sumgong, sin embargo, la victoria tuvo un punto épico ya que la atleta de 31 años tuvo que recomponerse tras caer en un punto de recogida de agua a ocho kilómetros de la meta.

Sorprendentemente, la keniana volvió a meterse en la pelea y terminó imponiéndose en el duelo con la ganadora del año pasado, la etíope Tigist Tufa, sumando su primer gran maratón desde Rotterdam hace tres años. 

La suave temperatura )los termómetros marcaron entre 11 y 13 grados) y el inusual sol que reinaba en la capital británica empujaron a los británicos a salir a la calle a presenciar en directo la carrera, que este domingo cumplió 36 años.