Público
Público
Únete a nosotros

Monumental pitada al himno español en el Camp Nou

El himno sonó sólo durante 48 segundos y se emitió a un alto volumen por los altavoces del estadio, pero eso no impidió que los pitos se oyeran con total claridad en el estadio.

Publicidad
Media: 4.13
Votos: 8

Estelades en las gradas del Camp Nou. / REUTERS

Una sonora pitada se escuchó este sábado durante la interpretación del himno español en los prolegómenos de la final de la Copa del Rey, que juegaron el Athletic Club y el FC Barcelona en el Camp Nou.

El himno sonó sólo durante 48 segundos y se emitió a un alto volumen por los altavoces del estadio, la pitada fue estruendosa entre los más de 95.000 espectadores asistentes al partido.

El Barcelona advierte que "no puede imponer comportamientos" a nadie

Cuando concluyó el himno, Felipe VI, que presidía su primera final como rey, aplaudió desde el palco y los jugadores de ambos equipos saludaron a sus seguidores desde el campo.

Sobre este asunto, la pitada al himno, el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, ya adelantó durante la semana que la Comisión Antiviolencia estudiará "la posibilidad de imponer las sanciones que procedan si se dan hechos contrarios al ordenamiento jurídico".

Así se lo comunicaron a los clubes vasco y catalán y a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a través de una carta firmada por el propio Miguel Cardenal y por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

En este sentido, el Barcelona, por medio de su vicepresidente institucional Carles Vilarrubí, aseguró antes del partido que la entidad azulgrana "institucionalmente" tiene que pedir a todo el mundo que "respete formalmente los himnos y las instituciones", pero advierte que "no puede imponer comportamientos".

El Gobierno no quiso esperar al final del partido para anunciar la convocatoria este lunes de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte para estudiar el caso y la imposición de sanciones.

Según informó el Ejecutivo a través de una nota de prensa, se ha convocado a la comisión para denunciar las "actuaciones inconvenientes y, en su caso, proponer las sanciones que fueran procedentes, en aplicación de la vigente legislación, cuyos principios deben ser preservados".

"La intolerancia de algunos no debe poner en riesgo la convivencia de todos", dice el Gobierno en una nota

En este sentido, el Gobierno condenó los "ataques contra los símbolos que representan al conjunto de los españoles, a la democracia que los ampara y a la convivencia que comparten" y consideró que "cualquier muestra o manifestación de intolerancia es siempre reprochable"

Asimismo, el Ejecutivo defendió que las cuestiones ideológicas o políticas "no deben interferir el normal desarrollo de los acontecimientos sociales, culturales y deportivos". 

Finalmente, agregó el Ejecutivo que "la intolerancia de algunos no debe poner en riesgo la convivencia de todos", ha sentenciado.

En las dos anteriores finales coperas disputadas entre ambos equipos, la situación fue similar, ya que se produjeron sendas pitadas al himno español tanto en la final jugada en el Calderón, en 2012, como en la disputada en Mestalla (2009).