Público
Público

ACS quiere comprar la red de autopistas más grande de Italia

La empresa de Florentino Pérez envía una carta a Atlantia mostrando su interés por su filial Autostrade per l'Italia, que la valora en 10.000 millones de euros.

El logo de Autostrade per l'Italia, en lo alto de su sede en Roma. REUTERS/Yara Nardi
El logo de Autostrade per l'Italia, en lo alto de su sede en Roma. Yara Nardi / REUTERS

El grupo de infraestructuras ACS ha enviado una carta a la italiana Atlantia (su socia en la española Abertis) en la que expresa su interés por adquirir, junto con otros posibles inversores, su participación del 88% en su filial Autostrade per l'Italia (ASPI), que gestiona la red de autopistas más grande del país trasalpino, y que valoraría la compañía en 10.000 millones de euros (11.877 millones de dólares).

Según ha señalado el grupo que preside Florentino Pérez en un escrito a la CNMV, entre los posibles inversores se encuentra el banco de inversión italiano Cassa Depositi e Prestiti (CDP),  controlado mayoritariamente por el Ministerio de Economía italiano.

El operador de autopistas de peaje Autostrade ha estado en el punto de mira político desde que en 2018 se produjo en Génova el derrumbe con 43 víctimas mortales de un puente de autopista que era gestionado por la empresa.

Atlantia acordó con el Estado italiano en julio del pasado año salir de su filial ASPI para poner fin a la disputa por el hundimiento del Puente Morandi. El Movimiento 5 Estrellas, que gobierna en Italia desde 2018, ahora en el Ejecutivo de unidad de Mario Draghi, acusó entonces a ASPI de no realizar los controles necesarios y amenazó con retirar las licitaciones.

El presidente de ACS, Florentino Perez, en una junta de accionistas de la constructora. Sergio Perez / REUTERS

Atlantia ha insistido en estos meses que no entregará ASPI al Estado, sino que la venderá dentro de un proceso de mercado que genere valor para sus accionistas.

Esta misma semana, el presidente y primer accionista de ACS, Florentino Pérez, ya avanzó sus planes para sentarse con Atlantia y con Abertis a fin de estudiar esta operación, siempre "de acuerdo con los deseos del Gobierno italiano".

"Vamos a estudiar ASPI con toda la ilusión y ojalá pudiéramos hacer un gran grupo de concesiones de autopistas", aseguró en una conferencia con analistas e inversores. El objetivo sería crear un gran grupo de infraestructuras europeo vinculado a las autopistas con gran parte de los 5.000 millones de euros que ingresará por la venta de su división industrial a Vinci.

El logo del grupo Atlantia, en el exterior de su sede en Roma. Alessandro Bianchi / REUTERS

La semana pasada, Cassa Depositi e Prestiti (CDP) y sus socios Macquarie y Blackstone presentaron una nueva propuesta para comprar la participación de Atlantia en Autostrade, por unos 9.000 millones. Los accionistas de Atlantia ya habían rechazado antes otras tres ofertas de CDP y estos dos fondos, porque aseguran que ASPI vale 11.000 millones.

El consejo de administración del grupo italiano ha afirmado que tomará en consideración la oferta ahora de ACS, "en consorcio con otros inversiones italianos e internacionales", y que llevará a cabo una serie de encuentros en los próximos días para adoptar las decisiones que encuentre oportunas.

Asimismo, la reunión del consejo de Atlantia de este jueves ha servido para comenzar a examinar la oferta presentada por el Gobierno italiano junto a sus socios, con asistencia legal y financiera, aunque no ha avanzado más detalles al respecto.

Más noticias de Economía