Público
Público

Los antiguos dueños de Pescanova se rebelan contra la nueva dirección

Acuerdan impugnar la ampliación de capital de Nueva Pescanova, la sociedad controlada por la banca salida de la reestructuración tras el concurso de acreedores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Entrada a la factoría de Pescanova en Vigo. REUTERS

La vieja Pescanova se rebela contra la nueva dirección de la multinacional pesquera gallega y sus planes de ampliación de capial, que diluirían aún más su presencia en el capital de la empresa. Esta vieja Pescanova es la sociedad de cartera que agrupa las participaciones de los antiguos accionistas de la compañía, que ya sólo representan el 20% del capital tras proceso de reorganización de la empresa para salir del concurso de acreedores, la Nueva Pescanova, y en la que la banca acreedora tomó el control de la sociedad.

La sociedad ha celebrado junta de accionistas, y una mayoría (más del 55%) ha ratificado el acuerdo de una reunión anterior de impugnar la ampliación de capital de Nueva Pescanova. También ha acordado rechazar la invitación de la multinacional pesquera de destinar parte de sus créditos a adquirir participaciones en Nueva Pescanova.

La junta se ha celebrado después de que el fondo de inversión estadounidense Broadbill adquiriera la participación de Damm (un 11,564%) y se situara por delante de Manuel Fernández de Sousa, Luxempart y Carolina Masaveu, con una presencia superior al 7% en los tres casos.

Justamente, Broadbill y Sodesco, la sociedad controlada por el expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, fueron los únicos que votaron a favor de la ampliación de capital de Nueva Pescanova y la conversión de deuda en acciones.

El presidente del consejo de Pescanova, Alejandro Legarda (c), junto al consejero y secretario Leopoldo Fernández (2i) y el consejero saliente Fernando Erce (2d), entre otros, durante la votación de la junta general de accionistas en la que han ratificado su rechazo a la ampliación de capital de Nueva Pescanova. EFE/Salvador Sas

El pasado 19 de enero, el consejo de administración de Nueva Pescanova dió luz verde a la capitalización de créditos de entre 300 y 400 millones de euros, al tiempo que aprobó el Plan Estratégico de la compañía hasta 2020, que contempla inversiones por 125 millones de euros.

Precisamente, a la vez que se aprueba el plan estratégico, el consejo aprobó el inicio del proceso que desembocará en la ampliación de capital de Nueva Pescanova. En este sentido, la empresa ha alcanzado un acuerdo con los acreedores y socios titulares del más del 75% de la deuda y del capital actual del grupo (La Caixa, Sabadell, Grupo Banco Popular, Abanca, BBVA, Bankia, Ubi, HSBC y SVP) para capitalizar parte de sus créditos.

Por otra parte, en la junta de la vieja Pescanova se ha renovado el consejo de administración, del que ha entrado a formar parte Luis Martín Bernardo, que se ha convertido en administrador y que representa al fondo Broadbill y a Sodesco (sociedad controlada por el expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa). El nuevo consejo se completa con los abogados Alejandro Fernández, Luis Malo de Molina y Juan Manuel Ginzo, que se suman al consejero-secretario Leopoldo Fernández.