Público
Público

Argentina acuerda con el FMI el adelanto de "todos los fondos necesarios" para frenar la continua devaluación de su moneda

El mayor sindicato del país convoca una nueva huelga general contra la política económica de Macri, la cuarta  desde que llegó al poder en 2015.  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer sale de una oficina de cambio de moneda en el distrito financiero de Buenos Aires. REUTERS/Marcos Brindicci

Argentina anunció este miércoles un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el adelanto de un nuevo desembolso del crédito de 50.000 millones de dólares (43.000 millones de euros) concedido al país en junio pasado, con el fin de eliminar "incertidumbre" en los mercados y afrontar el agravamiento de la caída del peso.

"La última semana hemos tenido nuevas expresiones de falta de confianza en los mercados, específicamente sobre nuestra capacidad de lograr financiamiento para 2019", dijo el presidente argentino, Mauricio Macri, en un mensaje institucional en el que señaló que se pactó con el FMI adelantar "todos los fondos necesarios" para garantizar el cumplimiento del programa financiero del próximo año.

Sin embargo, las palabras del jefe de Estado no lograron calmar la volatilidad y el peso siguió desplomándose ante la divisa estadounidense a lo largo de la jornada, a pesar de que el Banco Central se apresuró a vender dólares para contener el desbocado tipo de cambio.

Captura del video del mensaje del presidente argentino, Mauricio Macri, mientras anuncia un acuerdo con el FMI para el adelanto de "todos los fondos necesarios" para hacer frente a la devaluación del peso. EFE

Todo ello se sumó al anuncio de la Confederación General del Trabajo (la mayor central obrera del país) de una huelga general el 25 de septiembre contra la política económica de Macri, la cuarta desde que el frente Cambiemos llegó al poder, a finales de 2015.

Sin dar más detalles, Héctor Daer, uno de los tres dirigentes de la confederación, muy crítica con el pacto con el FMI y con los efectos de la inflación en los salarios, destacó que será un paro de 24 horas, sin movilización en las calles.

En los últimos días, factores internos y externos, como la crisis turca, han acelerado la devaluación iniciada ya en mayo pasado, cuando los mercados emergentes empezaron a resentirse por la subida de tipos de Estados Unidos y la fuga de capitales a ese país.

En ese momento, el Ejecutivo se vio obligado a echar mano del FMI para lograr una línea de crédito a tres años con la que afrontar las turbulencias y recuperar la confianza de los inversores, reduciendo de forma más rápida el alto déficit fiscal.

El primer y único tramo del crédito desembolsado hasta el momento, 15.000 dólares, llegó en junio, tras la reunión del directorio del organismo multilateral en la que quedó formalmente aprobado el plan.

Un hombre sostiene un altavoz durante una manifestacion frente a la Casa Rosada (la sede de la Presidencia de Argentina), en Buenos Aires, contra la política de Mauricio Macri. REUTERS/Marcos Brindicci

El agravamiento de la situación lleva ahora al Ejecutivo a pedir un adelanto de fondos para eliminar, según Macri, "cualquier incertidumbre que se hubiera generado alrededor ante el empeoramiento del contexto internacional".

"Garantizar el financiamiento para 2019 nos va a permitir fortalecer la confianza y retomar el sendero de crecimiento lo antes posible", resaltó el mandatario, quien agregó que se acompañará ese apoyo "con los esfuerzos fiscales necesarios".

El peso argentino se desploma un 8,15% frente al dólar tras petición al FMI

Tas el anuncio del presidente, el peso argentino se desplomó otro un 8,15 % frente al dólar estadounidense al cierre del mercado de cambios de Buenos Aires. El precio promedio del dólar quedó establecido en 33,50 pesos para compra y 34,50 pesos para la venta, según el Banco de la Nación Argentina.

En lo que va de año, el peso se ha depreciado más del 68% frente al dólar, lo que llevó al Gobierno a reconocer que influiría en la ya de por sí alta inflación y en una reducción del crecimiento económico, a pesar de que el primer trimestre del año, justo antes de la crisis, fue el quinto consecutivo de alzas interanuales en el Producto Interior Bruto.

Desde ese momento, la actividad económica empezó a sufrir continuas bajadas (un 0,9% en abril, un 5,8% en junio y un 6,7% en julio) y los precios aumentaron ese último mes 3,1 puntos y un 31,2% en términos interanuales.

Además del tipo de cambio, también han afectado a las cuentas del país factores como la sequía de principios de año y su efecto en la producción agropecuaria, la subida del precio mundial del petróleo y el escándalo de corrupción destapado recientemente que afecta a empresarios y a miembros del anterior Gobierno.

Operadores en el patio de negociación de la Bolsa de Buenos Aires.. REUTERS/Marcos Brindicci

Si bien el Ejecutivo ya había revisado la previsión de crecimiento del PIB del 3% a alrededor del 1% para este año, esta semana cambió esa estimación a una caída del 1%.

"Sé que estas situaciones tormentosas generan angustia y preocupación en muchos de ustedes. Lo sé y lo entiendo, pero sepan que estoy tomando todas las decisiones necesarias para cuidarlos", remarcó Macri en su mensaje, grabado en la residencia presidencial de la localidad bonaerense de Olivos.

Las reacciones de la oposición a ese discurso no se hicieron esperar.

Agustín Rossi, jefe del bloque de diputados del peronismo kirchnerista, aseguró que el adelanto de fondos del Fondo Monetario no resolverá el problema del déficit y criticó que el discurso de Macri sobre la "falta de confianza" en los mercados es un "pretexto para seguir yendo al FMI, profundizar el ajuste social y el avasallamiento del Estado de derecho".