Público
Público

El Banco de España establecerá restricciones en concesiones de créditos para evitar nuevas burbujas sectoriales

A través de un nuevo decreto del Gobierno, se han creado nuevos instrumentos macroprudenciales que puedan prevenir riesgos sistémicos, ha indicado la ministra de Economía.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Edificio del Banco de España en Madrid.

El Gobierno ha aprobado un real decreto ley sobre herramientas macroprudenciales que concede nuevas al Banco de España, entre otras instituciones.

Gracias a esta reforma, el Banco de España podrá establecer límites máximos a la concentración crediticia de determinados sectores, y establecer restricciones cuantitativas a la concesión de crédito.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha explicado que el real decreto se enmarca dentro de la creación de una Autoridad Macroprudencial-Consejo de estabilidad financiera (AMCESFI), que se creará mediante otro real decreto que se ha publicado durante la semana en la audiencia pública. 

Este organismo, que estará adscrito al Ministerio de Economía, será independiente y transversal, según Calviño, que ha explicado que la gestión de las herramientas macroprudenciales se dejan a los distintos supervisores sectoriales "respetando así su ámbito de actuación, su experiencia y especialización técnica".

Evitar "perturbaciones en el sector financiero"

No obstante, deberán comunicar con antelación a la autoridad macroprudencial su intención de establecer estos mecanismos, modificarlos o retirarlos.

Según el texto que ha salido hoy en audiencia pública, la norma establecerá como funciones de esta autoridad el análisis de factores de riesgo, emisión de opiniones o alertas.

Sobre el real decreto aprobado hoy, Calviño ha explicado que se otorgan nuevas herramientas macroprudenciales con el que objetivo de que las instituciones tengan "instrumentos adicionales para prevenir el surgimiento de riesgo sistémico en sus diferentes áreas".

"Tras la crisis, nuestros mercados financieros están cada vez más abiertos y conectados, y ello hace imprescindible" tener instrumentos macroprudenciales que puedan prevenir riesgos sistémicos, es decir, "perturbaciones en el sector financiero, de tal intensidad que pueda tener un efecto negativo en la economía real en su conjunto", ha concluido la ministra.