Público
Público

Banco Santander y el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón impulsan un proyecto de I+D frente al covid-19

Esta iniciativa investigadora pretende aportar una predicción fiable del desarrollo de la enfermedad a través del estudio de determinadas moléculas relacionadas con los mecanismos de entrada del virus y cómo se alteran en función de la edad y del estado inmunológico del individuo.

Firma del convenio por parte de Rafael España, consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital de Extremadura, y Justiniano Cortés, director territorial de Banco Santander.
Firma del convenio por parte de Rafael España, consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital de Extremadura, y Justiniano Cortés, director territorial de Banco Santander.

CONTENIDO PATROCINADO

Banco Santander ha puesto en marcha un plan de acciones de apoyo a instituciones y centros de investigación en la lucha contra el covid-19 y sus efectos negativos, cuyos resultados marcarán la diferencia en el desarrollo de soluciones a las nuevas necesidades derivadas de la pandemia. Para ello creó el Fondo Solidario Juntos, de carácter global, que tiene como objetivo cubrir necesidades inmediatas, como la producción y adquisición de equipamiento médico, ropa de protección y otros equipos que son necesarios para tratar a los pacientes infectados por el virus, así como efectuar donaciones a las autoridades e instituciones correspondientes.

Entre las decenas de proyectos que respalda el Santander, destaca la financiación al Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón de Extremadura (CCMIJU) para un proyecto de I+D orientado a paliar los efectos de la crisis sanitaria y social causada por la pandemia. El estudio lleva por título "Análisis de ligandos para SARS-CoV-2 en subpoblaciones linfocitarias con aplicación para el estadiaje de la enfermedad y la estratificación de pacientes", y se desarrollará durante un año con la colaboración de investigadores procedentes del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, de la Universidad de Extremadura, del Hospital Reina Sofía y del Mount Sinai de Nueva York.

En concreto, esta iniciativa investigadora pretende aportar una predicción fiable del desarrollo de la enfermedad a través del estudio de determinadas moléculas relacionadas con los mecanismos de entrada del virus y cómo se alteran en función de la edad y del estado inmunológico del individuo. Según los investigadores, el resultado de la caracterización de receptores de SARS-CoV-2 y su correlación con el grado de diferenciación de linfocitos de pacientes podría permitir, mediante un análisis por citometría, la estratificación de los pacientes.

El proyecto se desarrollará en tres fases: la primera definirá un panel de anticuerpos para identificar, por citometría, aquellas poblaciones subcelulares con altos niveles de expresión de ligandos para el virus. A su vez, en la segunda fase se analizará el panel de marcadores ya definido, mientras que la tercera permitirá establecer grupos de pacientes según el estadio de la enfermedad y predecir la evolución de los diagnosticados.

El convenio fue firmado recientemente en Cáceres por Rafael España, consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital de Extremadura, y Justiniano Cortés, director territorial de Banco Santander. Este estudio representa, además, una clara apuesta del Santander por la I+D+i como motor de cambio social, impulsando la excelencia y la competitividad investigadora a través de la colaboración público-privada.

Este respaldo de Banco Santander se enmarca en su Fondo Solidario Juntos, que forma parte de los 100 millones de euros que el Grupo ha destinado a nivel global a la compra del material sanitario y a la investigación y colaboración con distintas instituciones para hacerle frente al coronavirus. En este fondo, los empleados de Grupo Santander contribuirán con al menos 25 millones de euros en todo el mundo. Para ello cuentan con la aportación del 50% de la retribución fija y variable de Ana Botín y José Antonio Álvarez para 2020, el 20% de la compensación de los consejeros no ejecutivos y las aportaciones voluntarias del resto de empleados del Grupo. También está abierto a aportaciones ciudadanas para quienes quieran contribuir a esta lucha.

Paralelamente, para apoyar desde diferentes frentes la labor investigativa, Banco Santander se ha unido a Crue Universidades Españolas y al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para crear el Fondo Supera Covid-19, que cuenta con 8,5 millones de euros para apoyar proyectos de colaboración que hagan frente a los desafíos sanitarios y educativos surgidos por la crisis sanitaria. Ya se han seleccionado los proyectos colaborativos de investigación en desarrollo de vacunas, fármacos o nuevas técnicas diagnósticas.

En las últimas semanas, este fondo ha concedido 160.000 euros para apoyar económicamente a un proyecto de investigación sobre la COVID-19 concebido por un consorcio, formado por investigadores de Navarrabiomed y otras cuatro instituciones catalanas y coordinado por la Universidad Pública de Navarra (UPNA). Este proyecto busca desarrollar moléculas con propiedades neutralizantes del SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la citada enfermedad, para el tratamiento de pacientes que requieren hospitalización y supervisión clínica debido a la gravedad de la infección.

Otro de las iniciativas destacadas es el proyecto denominado LIFE, de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) junto con las Universidades de Oviedo y Politécnica de Cartagena (UPTC) para desarrollar un dispositivo portátil y de bajo coste que diagnosticará el COVID-19 en menos de una hora, y que cuenta con una financiación de 140.000 euros. Este sistema de detección del Coronavirus se plantea como una alternativa rápida y económica a las pruebas PCR. El dispositivo analizará el material genético del virus, presente en la secreción nasofaríngea, sin necesidad de enviar la muestra a un laboratorio.

Más noticias de Economía