Público
Público

Resultados trimestrales BBVA gana 1.911 millones hasta junio frente a las pérdidas de un año antes 

El banco inicia los trámites antes el BCE para recomprar hasta el 10% de sus acciones, como medio de mejorar la retribución al accionista, y prevé reanudar en 2021 su política de dividendos al que destinará entre el 35-40% de su beneficio.

Edificio de la sede de BBVA en la zona norte de Madrid, conocido como ‘La Vela’. E.P./Isabel Infantes
Edificio de la sede de BBVA en la zona norte de Madrid, conocido como ‘La Vela’. Isabel Infantes / EUROPA PRESS

BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.911 millones de euros durante el primer semestre del año frente a pérdidas encajadas un año antes por el deterioro efectuado entonces del fondo de comercio de Estados Unidos y las provisiones extraordinarias frente a la crisis del coronavirus.

Entre los impactos no recurrentes entre enero y junio de este año figuran también los asociados a la venta del negocio en Estados Unidos (BBVA USA sumó 280 millones al beneficio este semestre) y 696 millones en costes incurridos por el plan de reestructuración y el ERE en España.

Si se neutralizan dichos atípicos su resultado asciende a 2.237 millones y mejora en un 183% el beneficio también sin atípicos del primer semestre del 2020, según informó este viernes el banco.

En cuanto a los márgenes de la cuenta y también en euros constantes, el margen de intereses creció un 0,9%, mientras que los ingresos por comisiones subieron un 19,7%. El margen bruto aumentó un 4,9%, los gastos aumentaron un 5,1% y el margen neto avanzó un 4,7%.

Gana 745 millones en España

Por zonas geográficas y sin incluir los extraordinarios en las comparaciones, en España obtuvo un beneficio recurrente de 745 millones frente a los 108 millones anotados un año antes por las menores provisiones, menores costes y mayor actividad. En negocio, la inversión crediticia aumentó un 1,1% frente a diciembre. Su morosidad se situó en el 4,2% y en el 64% la tasa de cobertura.

El beneficio atribuido a la filial de México aumentó un 75% y ascendió a 1.127 millones. Su morosidad finalizó marzo en el 3,1%, con una tasa de cobertura del 118%; y registró aumentos del 2,1% en el crédito.

En Turquía el beneficio aumentó un 92,1% y ascendió a 384 millones de euros. Creció un 23,7% en el negocio crediticio en liras, mientras que se redujo un 11,3% el correspondiente a préstamos en moneda extranjera. Su morosidad se situó en el 7,3%. En América del Sur ganó 218, un 110% más, excluyendo a BBVA Paraguay en la comparativa tras su venta.

Tras el cierre de la venta del negocio de BBVA USA, subrayó que mantiene una sólida posición de capital, con un ratio CET1 fully loaded del 14,17%. La venta de ese negocio suma, en concreto, 284 puntos básicos, mientras que los costes del proceso de reestructuración en España restaron 25 puntos.

Según el banco, esta "holgada" posición de capital le permitirá "incrementar la remuneración a sus accionistas" y su intención es "reanudar en 2021 su política de dividendos consistente en un pay out, íntegramente en efectivo, del 35-40% del beneficio", además de iniciar la recompra de hasta el 10% de sus acciones para mejorar la remuneración al inversor.

La entidad desveló que "ha empezado a dar los pasos necesarios para el proceso de recompra" y tiene previsto comenzar el programa el último trimestre del año, una vez obtenida la aprobación del BCE. El porcentaje final que adquiera dependerá de factores como el precio de cotización de BBVA. Su ratio CET1 fully loaded pro forma, incluyendo dicho plan de recompra de acciones, se sitúa en el 12,89%.

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç,  durante la presentación de resultados ante analistas e inversores,  ha destacado que la recompra, de 3.500 millones de euros, es la más amplia realizada hasta la fecha, por lo que anticipa que será "un proceso largo". "Calculamos que el marco temporal es de entre seis y doce meses para completar el proceso", ha apuntado.

El plan de reestructuración en España llevará consigo un ahorro de costes de  a 250 millones brutos al año a partir de 2022

En cuanto al plan de reestructuración en España, que afectará a 2.935 empleados y supondrá el cierre de 480 oficinas en el país, BBVA estima que llevará consigo un ahorro de costes de en torno a 250 millones de euros brutos al año a partir de 2022. "Tengo que decir que estamos muy satisfechos con cómo se ha alcanzado un acuerdo de reestructuración con la mayoría de la representación sindical, con las bajas voluntarias como prioridad en el proceso", ha valorado el consejero delegado.

Tras ser consultado por los analistas sobre si este acuerdo cerrado con los sindicatos impide al grupo llevar a cabo nuevas reestructuraciones en los próximos años, Genç ha asegurado que no es así, aunque por el momento no entra dentro de sus planes.

"La respuesta es que no, evidentemente no. Este ERE hay que completarlo, el proceso está todavía en marcha y en años posteriores podremos llevar a cabo otros programas de reestructuración, aunque no lo tenemos previsto. Si me preguntan si estamos limitados por el acuerdo actual, no estamos limitados: podemos hacer otros", ha apuntado.

Más noticias de Economía