Público
Público

ERE BBVA BBVA y los sindicatos acuerdan el despido de 2.725 trabajadores

El 72% de los despidos serán de trabajadores mayores de 50 años. Según CCOO, el acuerdo contempla "un amplio catálogo de opciones de salida, que debe permitir que no haya ninguna baja forzosa".

Detalle de la camiseta de uno de los manifestantes en las protestas contra los despidos en el BBVA. REUTERS/Susana Vera
Detalle de la camiseta de uno de los manifestantes en las protestas contra los despidos en el BBVA. Susana Vera / REUTERS

El BBVA ha alcanzado este martes un acuerdo con los sindicatos para que el ERE del banco afecte finalmente a menos de 3.000 empleados, exactamente a 2.935, el 10% de la plantilla, tras reducir la propuesta inicial del banco en 863 personas y mejorar nuevamente las condiciones de salida. El ajuste se hará mediante 2.725 despidos y 210 excedencias.

El acuerdo entre el banco y los sindicatos llega una semana después de la huelga secundada por parte de los trabajadores.

La reducción de la cifra de salidas ha sido posible, entre otros factores, por la recolocación de 657 personas en otras funciones dentro de la entidad.

El pacto incluye el cierre de 480 oficinas (50 menos que en la primera propuesta). El grueso de los despidos (2.177 personas) saldrá de la red de sucursales, aunque CCOO confía en que el "amplio catálogo de opciones" permita que no haya ninguna salida forzosa y destaca que ahora más del 72% de las salidas serán de mayores de 50 años.

Además de las personas de la red, los despidos afectarán a 350 personas en el centro corporativo; 254 personas de servicios centrales de BBVA en España, y 154 personas de estructuras intermedias de BBVA en España.

75% del sueldo para los mayores de 55 años

El BBVA ofrece al final a los trabajadores de 53 a 54 años, con diez años de antigüedad, una renta del 65% del salario actual y convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años con revalorización del 3% anual, y descuento de la prestación de desempleo y subsidio.

A los que están entre 55 y 62 años, el banco está dispuesto a pagar ahora el 75% del sueldo y convenio especial de la Seguridad Social hasta 63 años con revalorización del 3%, así como el descuento de la prestación de desempleo y subsidio. Por su parte, los de 63 años o más seguirían percibiendo una indemnización de 20 días por año trabajado con un tope de 12 meses.

En el caso de los trabajadores de entre 50 a 52 años que se acojan al plan de bajas, la indemnización se fija en el 65% de su nivel retributivo anual, multiplicado ahora por seis y con un nuevo máximo que llega a 320.000 euros.

A ello se añade el convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años en renta temporal de un fijo anual de 15.500 euros; una prima de 2.000 euros por cada trienio de antigüedad; una prima de 15.000 euros por difícil recolocación y una prima de voluntariedad de 25.000 euros, que se eleva a 30.000 si el trabajador tiene una antigüedad superior a 15 años.

Para el resto, esto es, menores de 50 años y personas con menos de 10 años de antigüedad, la indemnización que ofrece al final el BBVA es de 40 días por año, con un nuevo tope de 30 mensualidades; una prima de 2.000 euros por cada tres años en la empresa, y otra, de voluntariedad, de entre 5.000 y 30.000 euros.

El acuerdo incluye un plan de recolocación a través de Randstad, que se extenderá durante un año

El banco mejora asimismo las condiciones en los casos de movilidad geográfica y ya había aceptado la propuesta de CCOO para dar la posibilidad de que haya hasta 210 excedencias incentivadas.

Además, el acuerdo incluye un plan de recolocación a través de la agencia de empleo Randstad, que se extenderá durante un período de un año, ampliable hasta 30 meses (frente a los 6 meses exigidos por ley).

El objetivo del programa es recolocar con contratos de trabajo indefinidos o mediante autoempleo al 100%  de los afectados que quieran seguir trabajando y se adhieran al plan.

BBVA cifra en 960 millones el coste del ERE

El banco defiende que se ha alcanzado el mejor acuerdo posible para acometer un plan necesario para asegurar la viabilidad del negocio futuro.

BBVA calcula que el coste del plan será de 960 millones de euros antes de impuestos, de los que 720 millones corresponden a las desvinculaciones de la plantilla y 240 millones al cierre de oficinas.

El banco calcula que el ajuste de plantilla generará un ahorro de 250 millones anuales a partir de 2022

Este coste será registrado en las cuentas del segundo trimestre de 2021 y se estima que tendrá un impacto negativo en el ratio de capital CET1 fully loaded de unos 28 puntos básicos.

El banco calcula, además, que el ajuste de plantilla generará unos ahorros estimados de aproximadamente 250 millones de euros anuales antes de impuestos a partir de 2022, de los que unos 220 millones corresponden a gastos de personal. En 2021 los ahorros estimados serán de aproximadamente 65 millones de euros antes de impuestos.

Un acuerdo "positivo" para los sindicatos

El acuerdo ha sido suscrito por la mayoría de la representación legal de los trabajadores (CCOO, ACB y UGT, 72,7% de la representación sindical total).

CCOO considera que se trata de un acuerdo que se desmarca muy positivamente de los firmados en los últimos tiempos en el sector y que marca el camino de los que van a seguir a éste.

Su secretario general, Unai Sordo, ha valorado el acuerdo alcanzado entre los sindicatos y BBVA, que se ha hecho de tal manera que "la generalidad de las bajas van a ser incentivadas y voluntarias". Sordo ha afirmado que este acuerdo cambia los términos en los que había planteado el ERE la entidad bancaria con menos impacto de trabajadores y además tratando de que todas esas bajas no sean drásticas ni obligatorias, sino que puedan ser voluntarias por parte de los trabajadores.

Desde UGT recuerdan que la reforma laboral, aún sin derogar, "no ha facilitado para nada" la negociación y afirman que "no es un orgullo" firmar un ERE pero "no debiera ser un orgullo no hacerlo cuando de responsabilidad se trata".

Más noticias de Economía