Público
Público

CaixaBank El 86,7% de los trabajadores de CaixaBank secundan un segundo paro contra el ERE, según los sindicatos

La dirección de la entidad bancaria estudia ahora la posibilidad de reducir el número de despidos de la red comercial utilizando el exceso de plantilla para cubrir las necesidades que tienen las oficinas en cuanto a la cobertura de bajas.

Representantes de trabajadores de Caixabank se concentran este lunes en Madrid en protesta por el rechazo de la dirección a sus propuestas sobre la reducción del número de despidos que prepara la entidad.
Representantes de trabajadores de Caixabank se concentran este lunes en Madrid en protesta por el rechazo de la dirección a sus propuestas sobre la reducción del número de despidos que prepara la entidad. Chema Moya / EFE

El paro convocado este lunes para protestar por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de CaixaBank ha alcanzado un seguimiento del 86,7%, según las estimaciones de los sindicatos. La plantilla de CaixaBank fue convocada a un paro de una hora en la mañana de este lunes, en rechazo del ERE que supondrá el despido de 7.605 trabajadores.

Esta acción se une al paro de media hora que tuvo lugar el pasado 2 de junio, que fue secundado por el 84% de los trabajadores, y ha finalizado coincidiendo con el inicio de la reunión de la mesa negociadora del ERE de CaixaBank.

Siguen las negociaciones

La dirección de CaixaBank estudiará la posibilidad de reducir el número de despidos de la red comercial utilizando el exceso de plantilla para cubrir las necesidades que tienen las oficinas en cuanto a la cobertura de bajas de larga duración, paternidad o maternidad o vacaciones, entre otros.

Según informaron a Europa Press fuentes de la entidad tras la reunión negociadora de este lunes, actualmente estas necesidades se cubren con contrataciones temporales externas, por lo que manteniendo un excedente de plantilla en algunas oficinas los equipos tendrían margen para organizarse y cubrir entre ellos dichas bajas o vacaciones, como propusieron los representantes de los trabajadores.

No se ha cuantificado todavía el volumen de personas que podrían formar parte de este excedente de plantilla, por lo que por el momento el despido colectivo continúa afectando a 7.605 trabajadores. Otra propuesta sindical que la entidad ha aceptado es el estudio de fórmulas para la redistribución territorial de las salidas con el objetivo de poder aceptar el máximo número de peticiones de adhesión voluntaria en aquellos lugares donde hay un excedente de interesados en solicitar el plan de bajas incentivadas, siempre de acuerdo con las necesidades de negocio.

En cuanto a las compensaciones por la extinción de contratos, la dirección ha solicitado a la representación laboral sindical trabajar en una propuesta "asumible por la entidad y conforme a la realidad del negocio bancario", pues la que presentó la semana pasada la representación laboral, con prejubilaciones desde los 49 años, tendría un coste de 4.000 millones para CaixaBank que la empresa ve excesivo.

Durante la reunión, la representación laboral ha pedido formalmente la prórroga del período formal de negociación, que vencía el 10 de junio. La dirección de CaixaBank ha propuesto ampliar el periodo de consultas hasta el 29 de junio para llegar a un acuerdo con los sindicatos, con reuniones los martes y miércoles durante las tres próximas semanas.

Más noticias de Economía