Público
Público

Evergrande Las bolsas caen ante el temor de que entre en  quiebra la segunda mayor inmobiliaria china

Evergrande tiene una deuda de unos 256.000 millones de euros, y es uno de los mayores emisores de bonos del mercado asiático. Los grandes inversores, de momento, descartan que pueda haber un contagio a los mercados globales.

Varias pantallas muestran información de la marcha de los mercados, en el patio de la Bolsa de Madrid. EFE/ Altea Tejido
Varias pantallas muestran información de la marcha de los mercados, en el patio de la Bolsa de Madrid. Altea Tejido / EFE

Las bolsas europeas han comenzado la semana con fuertes descensos por el temor de los inversores a la quiebra de la inmobiliaria china Evergrande, la segunda mayor compañía del sector en el gigante asiático. La inestabilidad provocada por la posibilidad de que la inmobiliaria asiática pueda suspender pagos ha traído nuevas dudas sobre la evolución de la economía china, que ya estaba sufriendo una ralentización por nuevos brotes del virus y la preocupación de los inversores por las medidas regulatorias de Pekín.

La Bolsa española perdía en la apertura el nivel de 8.700 puntos perjudicada por la caída de Wall Street del pasado viernes y el descenso del 3,3% de Hong Kong después de que se planteara la posibilidad de que Evergrande no pague el cupón de una emisión de deuda próximo a vencer.

Las acciones del grupo inmobiliario chino se han desplomado este lunes un  10,24%, hasta su nivel más bajo en más de 11 años. Desde sus máximos históricos alcanzados en octubre de 2017, la valoración bursátil de la empresa se ha desplomado un 92,77%, y en los últimos 12 meses, la caída ha sido de más del 88%.

En España, el Ibex 35, el principal indicador de Bolsa española, ha cerrado este lunes con un descenso del 1,2% y ha perdido finalmente la cota de 8.700 puntos (queda en 8.655,40 puntos). El resto de las grandes bolsas europeas también se han visto arrastradas y han cerrado con caídas del 0,79% en Londres, del 1,74% en París, del 2,31% en Fráncfort y del 2,57% en Milán.

Evergrande está tratando por todos los medios de conseguir fondos para pagar a sus numerosos acreedores, proveedores e inversores, y los reguladores han advertido de que sus 305.000 millones de dólares de deuda (256.000 millones de euros) podrían desatar riesgos más amplios para el sistema financiero del país si no se estabilizan.

Uno de los principales acreedores de Evergrande ha hecho provisiones frente a posibles pérdidas para cubrir parte de sus préstamos a la promotora inmobiliaria, mientras que otros de sus acreedores están planeando darle más tiempo para pagar.

Las autoridades monetarias están pidiendo a los principales acreedores de Evergrande que amplíen los plazos de los intereses o que renueven los préstamos, mientras que numerosos analistas del mercado opinan que un rescate estatal directo es improbable. El Banco Popular de China, el banco central del país, y el organismo de control bancario convocaron a la directiva de la empresa en agosto, una medida poco habitual, y les advirtieron que debían reducir los riesgos de su deuda y dar prioridad a la estabilidad.

El logo de Evergrande, la segunda mayor inmobiliaria de China, en sus oficinas en Hong Kong. EFE/EPA/JEROME FAVRE
El logo de Evergrande, la segunda mayor inmobiliaria de China, en sus oficinas en Hong Kong. JEROME FAVRE / EFE/EPA

Evergrande es el mayor emisor de bonos de alto rendimiento o high yield' del mercado asiático. Este jueves debe realizar el pago de un cupón de un bono a cinco años de 83,5 millones de dólares (71,3 millones de euros), y el miércoles de la próxima semana, otros 47,5 millones de dólares (40,50 millones de euros) de intereses por sus bonos de marzo de 2024. Según datos de Bloomberg, hasta finales de año, Evergrande tiene que afrontar pagos de intereses por valor de 669 millones de dólares (571,3 millones de euros).

No obstante, de momento, los grandes inversores institucionales internacionakles no consideran que haya un riesgo real de contagio de la situación de Evergrande y el sector inmobiliario en China a los mercados globales.

Evergrande tiene que afrontar pagos de intereses de sus bonos por 571,3 millones hasta final de año

Allianz Global Investors ha reafirmado su visión negativa del sector en China, pero no espera un impacto más amplio. La firma considera que la eventual quiebra de Evergrande podría traer consigo una flexibilización monetaria y fiscal, que podría ser un apoyo para los mercados de renta variable de cara a finales de año.

Coincide con esta opinión el responsable de deuda corporativa en la región de Asia-Pacífico de Aberdeen Standard Investments, Paul Lukaszewski, que tampoco cree que haya un riesgo de contagio en los mercados mundiales: "Para que el contagio llegue a los mercados financieros mundiales sería necesario que los efectos de la situación de Evergrande de segundo y tercer orden desencadenasen una crisis interna mucho mayor en China, algo que consideramos improbable".

Más recientemente, el banco privado Julius Baer destacaba en un comentario remitido el pasado 1 de septiembre la incertidumbre sobre la situación del grupo, al igual que Federated Hermes, que lo hacía una semana más tarde.

Si bien estos acontecimientos no afectarían a los mercados a nivel mundial, el impacto podría ser de "gran alcance" para el sector high yield de China debido al aumento de la prima de riesgo exigida por los inversores, que pondrá "en aprietos" a un sector muy dependiente de la deuda y con grandes necesidades de financiación anual.

Más noticias de Economía