Público
Público
Únete a nosotros

Bruselas y el BCE avisan a España por la elevada deuda y le piden "esfuerzos adicionales" para bajar el déficit

Censuran que el Gobierno no ha aprovechado el entorno favorable de crecimiento y bajos tipos de interés para avanzar más en la reducción de los números rojos de las cuentas públicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El logo del euro proyectado en la fachada del rascacielos donde tiene su sede el BCE en Fráncfort. REUTERS/Kai Pfaffenbach

FRÁNCFORT.- La Comisión Europea y el Banco Central Europeo, en un comunicado conjunto, han dado este martes un toque a España, subrayando de que el déficit y la deuda del país estaba entre los más altos de la zona euro. "La ratio de deuda pública/PIB bajó ligeramente en 2015, pero su alto nivel sigue siendo una carga para la economía", dijeron ambas instituciones, después de examinar la economía española.

"El necesario progreso en la consolidación fiscal se ha detenido, con una reversión de parte del ajuste estructural implementado en los años previos", señala el comunicado de Bruselas y el BCE, tras la misión de supervisión que concluyeron la semana pasada en Madrid.

"Como resultado, el objetivo de déficit del 4,2% ha sido incumplido por un largo margen y el déficit de las administraciones públicas de 2015 está entre los más altos de la zona euro", añade.

La institución presidida por Mario Draghi considera que España tiene por delante "significativos desafíos" ante los que recomienda realizar "esfuerzos adicionales de consolidación" que garanticen una duradera reducción del déficit público, así como "fuertes reformas" dirigidas al reequilibrio de la economía.

En este sentido, el BCE señala que España no ha aprovechado el entorno favorable de crecimiento y bajos tipos de interés para acelerar la reducción del déficit, que cerró 2015 en el 5% del PIB, frente a un objetivo del 4,2%.

Por otro lado, el informe advierte de que, a pesar de la fuerte reducción del desempleo, la tasa de paro sigue entre las más elevadas de la UE, mientras que persiste una significativa dualidad en el mercado laboral entre trabajadores indefinidos y temporales.