Público
Público

La china Evergrande planea la venta de la mitad de una filial de gestión inmobiliaria

El grupo, cuya cotización ha sido suspendida en la Bolsa de Hong Kong, espera ingresar uno 5.000 millones de dólares con la operación, en medio de sus graves problemas de liquidez que le impiden hacer frente al pago de sus deudas. 

Un hombre hablando por su móvil pasa por delante del edificio China Evergrande Centre, en Hong Kong. EFE/EPA/JEROME FAVRE
Un hombre hablando por su móvil pasa por delante del edificio China Evergrande Centre, en Hong Kong. EFE/EPA/JEROME FAVRE. JEROME FAVRE / EFE/EPA

Reuters

La atribulada promotora China Evergrande venderá la mitad de su unidad de gestión inmobiliaria a Hopson Development por más de 5.000 millones de dólares, según informaron el lunes medios de comunicación chinos, después de que tanto Evergrande como Hopson solicitaran la suspensión de la cotización en la Bolsa de Hong Kong por el anuncio de una transacción importante.

Evergrande, que en su día fue la promotora que más vendía de China, se enfrenta a lo que podría ser una de las mayores reestructuraciones de la historia del país, ya que las normas más estrictas sobre deuda le están complicando refinanciar 305.000 millones de dólares en pasivos.

Evergrande anunció la petición de suspensión de la cotización a la espera de un anuncio sobre una importante transacción y Evergrande Property Services Group dijo que el anuncio se debía a "una posible oferta general por acciones de la empresa".

El diario chino Global Times, financiado por el Estado, dijo que Hopson Development era el comprador de una participación del 51% en la unidad inmobiliaria por más de 40.000 millones de dólares de Hong Kong (5.100 millones de dólares), basando su información en otros artículos de medios no especificados.

Hopson dijo que había suspendido la cotización de sus acciones, a la espera de un anuncio relacionado con una importante adquisición de una empresa que cotiza en Hong Kong y una posible oferta obligatoria. Tanto Hopson como Evergrande no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre la información del Global Times.

La eventual transacción pareció reavivar las preocupaciones más amplias sobre el riesgo de contagio o de un golpe al sector inmobiliario chino y a la economía en general si Evergrande se hunde o se liquida a precios de derribo.

"Parece que la unidad de gestión inmobiliaria es la más fácil de vender (...), lo que indica que la empresa está tratando de generar efectivo a corto plazo", dijo el analista de OCBC Ezien Hoo. "No estoy seguro de que esto signifique necesariamente que la empresa haya renunciado a sobrevivir, sobre todo porque la venta de un activo significa que todavía están tratando de conseguir efectivo para pagar las facturas".

Varias personas pasan por delante del edificio de la Bolsa de  Hong Kong Stock. EFE/EPA/JEROME FAVRE
Varias personas pasan por delante del edificio de la Bolsa de Hong Kong Stock. JEROME FAVRE / EFE/EPA

Pekín ha presionado a las empresas públicas y a las promotoras inmobiliarias que tienen financiación del Estado para que compren algunos de los activos de Evergrande, según dijeron a Reuters personas con conocimiento del asunto la semana pasada.

No está claro si el comunicado de Hopson está relacionada con el Grupo Evergrande. Sin embargo, Hopson se encuentra en buena posición en comparación con otros promotores inmobiliarios, ya que posee más activos que pasivos, ha mejorado sus beneficios en el primer semestre y paga dividendo.

Las acciones de Hopson, que tiene un valor de mercado de 60.400 millones de dólares de Hong Kong (7.800 millones de dólares), se han disparado un 40% en lo que va de año y Fitch la calificó como B+ en junio.

La filial de promoción inmobiliaria de Evergrande también fue rentable en el primer semestre de 2021 y sus ingresos aumentaron en comparación con el año anterior.

Sigue la preocupación por la situación de Evergrande

Con un pasivo equivalente al 2% del producto interior bruto de China, Evergrande ha desatado la preocupación de que sus problemas puedan extenderse por el sistema financiero y repercutir en todo el mundo.

Las preocupaciones iniciales se han reducido un poco después de que el banco central chino se comprometiera a proteger los intereses de los compradores de viviendas, pero las ramificaciones para la economía china mantienen a los inversores en vilo.

La suspensión de la negociación de acciones del lunes hacía temblar al yuan offshore, cotizado en el mercado internacional, que caía alrededor de un 0,3% frente al dólar, y pesaba en el índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, especialmente en el sector financiero y otros promotores.

"(La) mayoría de los analistas esperan una reestructuración, pero que las autoridades limiten el riesgo sistémico de Evergrande", dijo el analista del Banco de Singapur Moh Siong Sim. Pero hay "un poco de nerviosismo", añadió.

Guangzhou R&F Properties Co Ltd caía un 6%, mientras que las acciones de Sunac China Holdings y Country Garden estaban bajo presión, aunque después reducían las caídas. Las acciones de la unidad de vehículos eléctricos de Evergrande subían más de un 10%.

Las acciones de Evergrande se han desplomado un 80% en lo que va de año, mientras que sus bonos cotizan a niveles de riesgo. Las acciones de su unidad de servicios inmobiliarios han caído un 43%, mientras el grupo se esfuerza por pagar a sus numerosos acreedores y proveedores.

Más noticias de Economía