Público
Público

Datos de empleo El paro crece en 90.248 personas y la Seguridad Social pierde 244.000 afiliados por el final de la Navidad y los temporales

El mes de enero, tradicionalmente malo para el empleo, confirma la desaceleración de la economía española pese a que los 3.253.853 desempleados registrados suponen la cifra más baja para este mes desde 2008.

Imagen de archivo de parados haciendo cola frente a una oficina de empleo | EFE
Imagen de archivo de parados haciendo cola frente a una oficina de empleo | EFE

Público | europa press

Los datos de empleo del mes de enero han dejado malas noticias y confirman la desaceleración de la economía española: el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 90.248 desempleados en enero, un 2,8% más, el mayor repunte en este mes de enero desde 2014, cuando aumentó en algo más de 113.000 personas.

Desde el Ministerio de Trabajo y Economía Social recuerdan que, analizando la serie histórica de los últimos 25 años, la subida del paro en enero es "habitual" y que en concreto el incremento de este año se encuentra por debajo de la media de los últimos diez. 

Es más, Trabajo, en su ánimo de ver lo positivo, destaca que el número total de parados registrados en este enero de 2020 la cifra de 3.253.853 desempleados es la más baja en este mes desde 2008. 

De hecho, en ninguno de los eneros de la serie ha bajado el paro. Esto tiene que ver con la finalización de los contratos que se realizan para la campaña de Navidad, lo que se aprecia sobre todo en el sector servicios, que en el primer mes de este año ha sumado 90.957 parados, un 4,1% más.

En términos desestacionalizados, el paro subió en enero en 13.480 personas, mientras que en el último año el desempleo acumula un descenso de 31.908 personas (-0,97%).

En cuanto a la contratación, en enero se realizaron 1.764.837 contratos, un 5% menos que en el mismo mes de 2019, de los que 178.978 fueron contratos indefinidos, el 10,1% del total, con un descenso del 1,3% respecto a enero del año pasado.

Pero hay un segundo mal dato: el descenso de los afiliados a la Seguridad Social fue incluso más acusado que el de los parados registrados. En enero, la Seguridad Social registró un descenso medio de 244.044 afiliados (-1,2%), su mayor caída en este mes desde el ejercicio 2013, cuando perdió algo más de 263.000 cotizantes, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados este martes.

De esta forma, el total de ocupados se situó al finalizar enero en 19.164.494 afiliados, cifra que pese a todo sigue siendo su mayor volumen de afiliados en un mes de enero.

El Ministerio que dirige José Luis Escrivá ha explicado que, como es habitual, los datos de enero reflejan el impacto del fin de la campaña navideña, con un retroceso más intenso en comercio y hostelería, sectores que perdieron 43.057 y 42.987 cotizantes en el arranque del año.

Además, el descenso de afiliados en enero se explica también, según el Ministerio, por el impacto de las tormentas en las campañas agrícolas de temporada, lo que ha provocado un retroceso de 15.317 cotizantes en el Sistema Especial Agrario.

Sin el componente estacional, la afiliación a la Seguridad Social subió en enero en 5.324 personas. En el último año, el sistema ha ganado 345.194 cotizantes (+1,8%), de los que 329.066 se inscribieron en el Régimen General (+2,1%).