Público
Público

Derechos laborales Planes de Igualdad en las empresas: para qué sirven, cómo se aplican y otras preguntas sobre esta obligación laboral

Las empresas con más de 100 trabajadores están obligadas a tener registrado su plan de igualdad y las que no lo tengan se exponen a sanciones.  Sólo el 10% de empresas que deben tenerlo lo ha presentado ya ante el Ministerio de Trabajo.

Pixabay
Las empresas con más de 100 trabajadores ya tienen que tener planes de igualdad.— Pixabay.

El Real Decreto-Ley de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato aprobado el 7 de marzo del 2019 dio dos años como máximo a las empresas con más de 100 trabajadores para presentar un plan de igualdad para sus plantillas. El objetivo de esta norma era que, en un plazo de tres años, todas las empresas españolas (de más de 50 trabajadores) contasen con un plan de igualdad.

En el año 2020 las empresas con más de 150 trabajadores tuvieron que adoptar esta medida, ahora, en el 2021, tienen que ser las de más de 100 trabajadores y, finalmente, en el 2022 deberán contar con este plan de igualdad las empresas de más de 50 trabajadores.

Sólo el 10% de empresas que tiene que tener un plan de igualdad lo ha presentado, según los datos del Ministerio de Trabajo aportados a Invertia, unas cifras desoladoras que pueden derivar en fuertes sanciones. Concretamente, según la Ley sobre Infracciones y Sanciones del Orden Social, las multas por no tener planes de igualdad pueden oscilar entre los 626 euros y los 6.250 euros.

¿Para qué sirve exactamente un plan de igualdad?

Un plan de igualdad es un conjunto ordenado de medidas que se adoptan después de realizar un diagnóstico de la situación de una empresa, cuyo objetivo es alcanzar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres, así como eliminar la discriminación por razón de sexo.

Este plan tiene como finalidad acabar con cualquier tipo de desigualdad o discriminación que pueda darse entre hombres y mujeres e integrar la igualdad de trato y oportunidades entre los mismos.

¿Quién realiza dicho plan?

La iniciativa de iniciar un plan de igualdad debe correr a cargo de la empresa y, si no es así, la representación legal de los trabajadores debe pedir por escrito la constitución de la comisión negociadora. Si no reciben respuesta o la tienen negativa debe solicitarse la actuación de la Inspección de Trabajo.

"El plan suele realizarse a través del departamento de Recursos Humanos, debiendo negociarse con los representantes legales de los trabajadores o con los sindicatos. Realmente se realiza desde la comisión negociadora del plan de igualdad, integrado por representantes de empresa y representantes de trabajadores", explica la abogada laboralista Marta del Campo.

¿Dónde se registra un plan de igualdad?

El registro de los planes de igualdad es un trámite obligatorio y debe registrarse en el Registro de Convenios y Acuerdos Colectivos de Trabajo, siendo éste de acceso público.

¿Lo pueden tener todo tipo de empresas?

Hay empresas que lo tienen que tener de forma obligatoria por ley, pero aquellas que no estén obligadas a tenerlo pueden contar con un plan de igualdad de forma voluntaria. De hecho, si el objetivo y la finalidad es que haya una igualdad real en todo tipo de empresas independientemente del tamaño de las mismas, es beneficioso que todas ellas cuenten con un plan de igualdad.

La abogada recuerda que, aunque no todas las empresas estén obligadas a contar con un plan de igualdad, sí que deben tener medidas concretas para promover la igualdad entre hombres y mujeres, según se recoge en la Ley de Igualdad 3/2007.

¿Cómo se mide la plantilla para saber si se debe realizar?

Hay empresas que no consideran que tienen que elaborar un plan de igualdad porque únicamente están contando a los trabajadores con contrato fijo, pero esto no tiene que ser así.

Para medir la plantilla de una empresa se debe tener en cuenta la plantilla total independientemente del tipo de contrato (ya sean trabajadores fijos discontinuos, indefinidos o temporales) e independientemente de los centros de trabajo.

"Es verdad que en ocasiones a las empresas les surge la duda de si los contratos a jornada parcial se computan de la misma forma y es importante que sepan que sí, que se computan independientemente de que la jornada sea completa o parcial. También se computarán aquellos trabajadores cedidos, es decir, aquellos empleados que estén trabajando a través de una ETT", asegura del Campo.

La abogada recuerda que para medir la plantilla sólo se debe contar a aquellos sujetos que tengan relación laboral, por lo que quedarían excluidos los socios, los autónomos y los becarios.

¿Ocurre algo si hay un cambio de plantilla en la empresa?

Un tema que preocupa a muchas empresas son las fechas en las que deben realizar el cálculo de personal por si su número de plantilla varía, por lo que la abogada responde que el cómputo de trabajadores debe realizarse dos veces al año.

"Las dos fechas serían el último día tanto del mes de junio  y el último del mes de diciembre de cada año. Si en cualquiera de estos dos cómputos la empresa supera los umbrales establecidos por la ley estará obligada a realizar un plan de igualdad", cuenta.

¿Qué pasos hay que seguir para realizarlo?

En primer lugar se debe constituir la comisión de empresa para hacer el plan de igualdad y comunicar a la plantilla que se pondrá en marcha dicho plan. A continuación, debe llevarse a cabo un estudio sobre la situación de la empresa y realizar un informe diagnóstico con las principales necesidades de igualdad que tiene la misma.

Con todo ello, se elabora el plan de igualdad fijando objetivos y medidas correctivas, además de instrumentos de evaluación para que cada empresa pueda realizar el seguimiento del plan y ver si está funcionando.

Una vez elaborado el plan de igualdad debe inscribirse en el registro autonómico o local para después implementarse.

¿Cuánto tiempo se tarda en elaborar un plan de igualdad?

Esto depende del tamaño de la plantilla y de las medidas que se necesiten tomar para llegar a una igualdad efectiva entre hombres y mujeres en el ámbito del trabajo, pero el tiempo suele oscilar entre los 4 y los 10 meses.

¿En cuánto tiempo se tiene que implementar tras el registro?

La abogada explica que, una vez que se aprueba el plan, existe un plazo de 15 días para registrarlo y que las medidas se vayan adoptando siguiendo un calendario recogido en el propio documento.

"Las medidas no tienen que implementarse todas a la vez, se negocia un calendario para cada una de ellas. Además, las empresas suelen esperar a recibir la notificación de que se ha procedido al registro, ya que si no queda registrado tal vez se tengan que hacer más modificaciones en dicho plan", explica.

¿Cuánto cuesta un plan de igualdad?

El precio de un plan de igualdad varía de forma significativa dependiendo del tamaño de la empresa y de si ésta ya tenía algún plan establecido de forma previa o no lo tenía.

"El precio puede oscilar entre los 5.000 y los 10.000 euros, pero es muy complicado dar una cifra exacta porque el precio dependerá de multitud de factores. No solo del tamaño de la empresa, también de si hay un comité de empresa con el que negociarlo o depende de los sindicatos, o de si se tiene protocolo de acoso sexual o por razón de sexo", cuenta la abogada.

¿Los empleados pueden saber si su empresa tiene uno?

Sí, los empleados pueden saber sin ningún tipo de problema si su empresa cuenta o no con un plan de igualdad y pueden hacerlo por varias vías.

"En primer lugar, la empresa tiene obligación de informar a la plantilla si tiene o no tiene un plan de igualdad. En segundo lugar, los trabajadores pueden consultar en el registro si su empresa cuenta o no con dicho plan y, en tercer lugar, los trabajadores pueden preguntar a la empresa si cuenta o no cuenta con un plan de igualdad. No obstante, las empresas suelen publicar en su página web que cuentan con su propio plan", asegura Marta del Campo.

¿Puede un empleado denunciar a su empresa por no tenerlo?

Sí, el empleado puede denunciar que en su empresa no existe ningún plan de igualdad ante la Inspección de Trabajo. No obstante, la abogada recomienda tratar de forma previa este problema con la empresa antes de interponer ningún tipo de denuncia.

Más noticias de Economía