Público
Público

El Ecofin saca a Panamá y a otros siete países de la lista negra de paraísos fiscales

Los Veintiocho sólo publicarán las promesas de países para salir de la lista negra si tienen su permiso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Finanzas portugúes, Mario Centeno, conversa con sus colegas austriáco, Hartwig Loeger, y búlgaro, Vladislav Goranov, antes de la reunión del Ecofin en Bruselas. REUTERS/Eric Vidal

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) han sacado este martes a Panamá, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Barbados, Granada, Macao, Mongolia y Túnez de la lista negra de paraísos fiscales que acordaron en diciembre, gracias a los compromisos adquiridos a "alto nivel político" para solucionar las dudas del bloque comunitario.

Los titulares de Economía han destacado que la eliminación de estos países de la lista negra está "justificada" por un "análisis de expertos sobre los compromisos asumidos por estas jurisdicciones para atajar las deficiencias identificadas por la UE". En todos los casos, estas promesas están apoyadas por cartas firmadas "al alto nivel político".

De esta forma, la lista negra de paraísos fiscales, acordada hace poco más de un mes, está ahora compuesta sólo nueve estados o territorios, que son Samoa Americana, Barhéin, Guam, Islas Marshall, Namibia, Palau, Samoa, Santa Lucía y Trinidad y Tobago.

"Nuestro proceso para hacer la lista ya está demostrando que vale la pena. Jurisdicciones de todo el mundo han trabajado duro para hacer compromisos de reforma de sus políticas fiscales. Nuestro objetivo es promocionar la buena gobernaza globalmente", ha señalado el ministro de Finanzas de Bulgaria, Vladislav Goranov, que este semestre ostenta la presidencia del Ecofin.

Estas ocho jurisdicciones pasarán ahora a la lista gris de paraísos fiscales, que incluye ahora 55 estados que se han comprometido a modificar sus normativas fiscales para adecuarlas a los estándares europeos e internacionales a lo largo de 2018.

Los ministros de Economía y Finanzas deben revisar las promesas asumidas por las jurisdicciones que forman parte de la lista gris a finales de año para verificar si han cumplido con los compromisos adquiridos. Si no fuera el caso, entrarían de nuevo a la lista negra de paraísos fiscales de la UE.

La lista europea de jurisdicciones no cooperativas en materia fiscal (su nombre oficial) fue acordada por los Veintiocho en diciembre de 2017 e incluía en un principio 17 estados. El objetivo de la misma es "impulsar la buena gobernanza fiscal" en el mundo y "maximizar los esfuerzos para prevenir la elusión, el fraude y la evasión fiscal".

Esta lista fue pactada después de haber evaluado durante el pasado año un total de 92 países y territorios de acuerdo a tres criterios: transparencia fiscal, fiscalidad "justa" e implementación de las medidas acordadas por la OCDE.

Compromisos con terceros

Los compromisos asumidos por terceros países con la Unión Europea no serán públicos salvo que estos estados den permiso a los los ministros de Economía y Finanzas del bloque comunitario para publicarlos, según ha explicado el titular de Finanzas de Bulgaria, Vladislav Goranov, que este semestre ostenta la presidencia de turno de la UE.

"Este proceso, para ser más creíble, debe ser suficientemente transparente, pero pienso que sin el permiso de las respectivas jurisdicciones que han asumido estos compromisos sería injusto revelarlos porque les hemos pedido cambios específicos sin decirles que serán revelados", ha dicho en una rueda de prensa.

"Recomendaremos al grupo de trabajo que contacte con los países que hemos reclasificado hoy (por el martes) y que pida permiso para que esta información sea pública", ha añadido Goranov.

Sin embargo, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha pedido en varias ocasiones que las cartas con estas promesas sean públicas para conseguir un mayor "control democrático". El vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro, Valdis Dombrovskis, ha repetido esta petición durante la conferencia de prensa de este martes.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha indicado que el hecho de sacar a países de la lista negra no debe "preocupar" porque es "una señal clara de que se están haciendo esfuerzos". "Los países saben perfectamente que a través de pasar de una lista a otra tienen que asumir una serie de compromisos y si los implementan, bienvenido sea. Cuantos menos haya en la lista negra, mejor", ha defendido.