Público
Público

Euskadi Las limpiadoras de los Juzgados de Bizkaia desean un feliz 1980: "Las condiciones son de esa época"

Las trabajadoras denuncian que la empresa les obliga a cubrir los turnos de las que "están de vacaciones, de licencia o incapacidad temporal".

Las trabajadoras encargadas del servicio de limpieza de los Juzgados de Bizkaia durante su protesta./ Europa press.

europa press

Las trabajadoras del servicio de Limpieza de los Juzgados de Bizkaia se han concentrado este jueves ante la sede del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), en Bilbao, para celebrar un cotillón de Nochevieja y felicitar la entrada en "1980" como forma de denunciar su "explotación" laboral porque, aunque ese año "queda muy lejos, las condiciones laborales del colectivo son de esa época y, en lugar de mejorar, empeoran".

Ataviadas con disfraces de fiesta han protagonizado un cotillón de fin de año con uvas, champán, y un guateque con música disco. Joseba Villarreal, de ELA, ha hecho de animador y maestro de ceremonias ataviado con capa, traje y peluca.

Con carteles con el lema "Valoriza, explota, el Gobierno vasco consiente. Trabajadoras de la limpieza del juzgado en lucha"; "Stop condiciones laborales vintage", las trabajadoras han denunciado que las "cargas de trabajo" que soportan en la actualidad son "inasumibles" porque suman cada vez más metros cuadrados de superficie por cada empleada en su limpieza".

Convocadas por ELA y CC.OO., las trabajadoras del servicio, subcontratado con la empresa Sacyr Valoriza desde el año 2010 y que da servicio a ocho juzgados de Bizkaia, han repartido octavillas entre los transeúntes para informar de una situación y de las movilizaciones que llevan a cabo desde hace alrededor de dos meses y medio, todas ellas "protestas alegres y vistosas".

La responsable de ELA Maite Leizegi ha denunciado que las trabajadoras del servicio, alrededor de medio centenar, se sienten "explotadas" porque "cada día aumentan las cargas de trabajo y esta situación supone dejar nuestro trabajo a medio hacer para poder cumplir con las órdenes de la empresa porque se niega a cubrir ninguna vacante".

Las trabajadoras denuncian que tienen que cubrir los turnos de sus compañeras de vacaciones

Según ha explicado, cada trabajadora tiene asignadas unas tareas "en función del tiempo contratado". "Pero la realidad es que, aparte de nuestro trabajo, realizamos también el de las compañeras que están de vacaciones, de licencia o incapacidad temporal, entre otros", ha denunciado.

Leizegi ha insistido en que "las cargas de trabajo, a fecha de hoy, son inasumibles, porque cada vez que hay una baja, una persona de vacaciones o una licencia, la empresa no está sustituyendo, y tenemos que hacer el mismo trabajo, pero con la mitad del personal".

Asimismo ha denunciado que con la empresa solo se han reunido en estos dos meses y medio "una vez y su preocupación no era nuestra reivindicación sino que había muchas bajas, para lo que hizo una propuesta indignante que las trabajadoras hemos rechazado".

Por ello, la representante sindical ha advertido de que esta situación es "un riesgo" para la salud de las limpiadoras de los juzgados vizcaínos, porque "el ritmo" al que trabajan "repercute en sus cuerpos". En ese sentido, ha explicado que han solicitado a la empresa, en varias ocasiones, que cubra los puestos vacantes y así "recuperar la normalidad en nuestro trabajo", pero, según ha criticado, "no tiene voluntad de hacerlo".

Las trabajadoras reivindican también una mejora salarial que ataje la brecha de género

Las limpiadoras de los juzgados vizcaínos han adelantado que a partir de 2020 van a incorporar a sus demandas el aspecto salarial, sobre todo en materia de brecha de género, entre consignas como "Sacyr contrata y Sacyr explota" y "Por un trabajo digno, no a las cargas de trabajo".

Leizegi ha añadido que han pedido a la empresa, "en varias ocasiones, que cubra los puestos vacantes para poder recuperar la normalidad en nuestro trabajo; pero no tiene voluntad de hacerlo, dando prioridad al beneficio económico para ahorrarse los costes de nuevas contrataciones", ha criticado. El colectivo ha pedido responsabilidades tanto a la empresa Sacyr Valoriza "por crear esta situación de explotación laboral" como al Gobierno Vasco "por no hacer seguimiento del cumplimiento del contrato"

Más noticias de Economía