Público
Público

El fabricante de chips Intel recortará 12.000 empleos en todo el mundo por el declive de los PC's

La compañía ha puesto su atención en el negocio de centros de datos y el Internet de las cosas, que ya suponen el 40% de sus ingresos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un operario monta el logo del fabricantes de chips Intel, en la feria tecnológica CeBIT de Hannover, el pasado marzo. REUTERS/Nigel Treblin

SAN FRANCISCO.- El mayor fabricante del mundo de chips, Intel Corp, ha anunciado que recortará 12.000 empleos en todo el mundo (el 11% de su plantilla que a finales del 2015 totalizó los 107.300 trabajadores), para concentrarse en los microprocesadores utilizados en grandes centros de datos y aparatos conectados a Internet y depender menos de su negocio tradicional de ordenadores personales. La compañía se suma así a otras tecnológicas, como la antigua Hewlett Packard  o Microsoft, se han reorganizado de cara al declive de la industria de los PC's.

Estos cambios darán como resultado la reducción de hasta 12.000 puestos de trabajo hasta mediados de 2017 mediante la combinación de bajas voluntarias e involuntarias, indicó la empresa, que espera lograr un ahorro anual de 750 millones de dólares (664 millones de euros), mientras que asumirá un impacto negativo extraordinario de 1.200 millones de dólares (1.062 millones de euros) en el segundo trimestre.

Muchos usuarios de tecnología dependen de teléfonos móviles para sus necesidades informáticas y las compañías se enfocan cada vez más en grandes ordenadores en lugar de los modelos de escritorio para operar sus negocios. Los envíos de ordenadores personales cayeron un 11,5% en el primer trimestre, dijo el lunes una firma de investigación del sector.

"Ahora esperamos que el mercado de los ordenadores personales sufra una merma cercana al 10% en 2016 frente a nuestra estimación previa de un declive aproximado de un 5%", dijo la jefa de finanzas de Intel, Stacy Smith, quien asumirá un nuevo papel al frente de las ventas, manufacturas y operaciones de la firma.

La mayor empresa de chips del mundo bajó además su pronóstico de ventas para el año. La compañía espera ahora un alza de sus ingresos más cerca del 5% que del 10%. La empresa, que tiene su sede en Santa Clara en California, ha puesto su atención en el negocio de centros de datos, que tiene un alto margen, mientras trata de reducir su dependencia del menguante mercado de ordenadores personales.

La compañía aseguró que sus principales áreas de crecimiento en estos momentos son el internet de las cosas y los centros de almacenamiento de datos. Apuntó que ambas áreas generaron ingresos de 2.200 millones de dólares el año pasado y representaron alrededor del 40% de los ingresos y la mayoría de los beneficios operativos.

Por otro lado, Intel informó de que en el primer trimestre del año obtuvo un beneficio neto de 2.046 millones de dólares (1.810 millones de euros), lo que representa una mejora del 2,7% con respecto al mismo periodo de 2015. La cifra de negocio de Intel entre enero y marzo alcanzó un total de 13.702 millones de dólares (12.125 millones de euros), un 7,2% más que un año antes.

"Nuestros resultados durante el último año demuestran una estrategia que funciona y una base de crecimiento sólida", afirmó el consejero delegado de Intel, Brian Krzanich, en el comunicado.