Público
Público

El fabricante de Varilux y el dueño de Ray-Ban se unen para crear un gigante mundial de las gafas

El nuevo grupo  contará con más de 140.000 empleados, con presencia en más de 150 países, y unas ventas agregadas de de 15.000 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gafas de sol de la marca Ray Ban, de la firma Luxottica, expuestas en el escaparate de una óptica en la localidad alemana de owned brand, are on display at an optician shop in Hanau. REUTERS/Kai Pfaffenbach

PARÍS/ROMA.- La italiana Luxottica y la francesa Essilor han llegado a un acuerdo para una fusión de 46.000 millones de euros que creará una potencia global en el sector de la óptica con unos ingresos agregados de más de 15.000 millones de euros.

El acuerdo, completamente en acciones, es uno de los mayores pactos empresariales de Europa y reúne a Luxottica, el mayor fabricante de gafas del mundo con marcas como Ray-Ban y Oakley, con Essilor, el principal fabricante del mundo de lentes oftálmicas, como las de la marca Varilux.

El fabricante francés de lentes Essilor se hará con la participación del 62% que el octogenario fundador de Luxottica, Leonardo Del Vecchio, mantienea través del holding luxemburgués Delfin, tras lo que lanzará una oferta de adquisición sobre el resto del capital social de la compañía italiana, a cambio de una participación de entre el 31% y el 38% en la nueva sociedad, que se llamará EssilorLuxottica.

Una lente del fabricante francés Essilor en una óptica en París. REUTERS/Philippe Wojazer

A su vez, el fabricante francés de lentes lanzará una oferta de compra sobre el resto de acciones de Luxottica en las mismas condiciones que las ofrecidas a Delfin, que suponen el canje de acciones a razón de una acción de Luxottica por 0,461 títulos de nueva emisión de Essilor, lo que valora la firma italiana de gafas en casi 23.000 millones de euros.

El presidente ejecutivo de Luxottica, Leonardo Del Vecchio, pasará a ser el presidente ejecutivo y consejero delegado de EssilorLuxottica, mientras el presidente y consejero delegado de Essilor, Hubert Sagnières, actuará como vicepresidente y consejero delegado adjunto de la nueva compañía "con iguales poderes que el presidente y consejero delegado".

"Finalmente (...) dos productos que son naturalmente complementarios (específicamente monturas y lentes) serán diseñados, fabricados y distribuidos bajo el mismo techo", dijo el lunes en un comunicado Leonardo Del Vecchio.

"Con este acuerdo se hace finalmente realidad mi sueño de crear un gran actor global en la industria de las gafas, totalmente integrado y excelente en todas sus partes", declaró el fundador de Luxottica, subrayando que "el matrimonio" entre dos empresas clave en sus respectivos sectores traerá beneficios para el mercado, los trabajadores y los consumidores.

La fusión entre los más importantes actores del mercado de las gafas, que asciende a unos 95.000 millones de dólares, busca ayudar a ambas empresas a aprovechar al máximo la que se espera sea una fuerte demanda de lentes ópticas y gafas de sol recetadas, en medio de un envejecimiento de la población mundial y un aumento de la conciencia sobre el cuidado de los ojos.

El acuerdo también elimina (por ahora, al menos) la incertidumbre sobre la sucesión en Luxottica, que ha perdido tres consejeros delegados desde 2014 debido a diferencias con Del Vecchio.

Ambas compañías han estado luchando con una desaceleración en el crecimiento de las ventas, afectada por la debilidad en América del Norte. También enfrentan la creciente competencia de rivales más baratos y el desafío de la distribución online.

Un visitante junto al logo de la marca Oakley, de la firma italiana Luxottica, en la feria internacional de óptica MIDO, en Milan. REUTERS/Stefano Rellandini

Si bien Asia y América Latina son vistas por las empresas como mercados de crecimiento potencial, el comercio electrónico también será una prioridad. Los resultados del tercer trimestre de Luxottica mostraron que los ingresos de sus plataformas online crecieron un 18 por ciento.

Se espera que la fusión impulse el beneficio operativo en hasta 600 millones de euros a medio plazo, indicaron las empresas. 

Una vez cerrada la transacción, algo que podría suceder a lo largo de la segunda mitad de 2017, la nueva compañía contará con más de 140.000 empleados y presencia en más de 150 países. Los ingresos combinados de las dos empresas en 2015 habrían sumado más de 15.000 millones de euros, con un resultado neto de explotación de 3.500 millones de euros.