Público
Público

La Fed debatió una rebaja mayor de los tipos de interés en EEUU

Trump sigue arremetiendo contra la Reserva Federal, a la que acusa de poner a la economía estadounidense en desventaja frente a sus competidores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Detalle de la fachada del edificio de la Reserva ederal (Fed), en Constitution Avenue, de Washington. REUTERS/Leah Millis

Los responsables de política monetaria de la Reserva Federal estuvieron muy divididos en cuanto a la rebaja de los tipos de interés del mes pasado, pero mostraron unidad en la voluntad de no mostrar un aparente camino hacia nuevas reducciones del precio del dinero, según revelan las actas de la reunión de finales de julio.

El banco central de Estados Unidos redujo los tipos en 25 puntos básicos al cierre de la reunión efectuada el 30 y 31 de julio. Las actas de la reunión publicadas el miércoles mostraron una gran preocupación entre los miembros de la Fed por una desaceleración económica mundial, las tensiones comerciales y una inflación débil.

“Un par de participantes (en la reunión) indicaron que habrían preferido un recorte de 50 puntos básicos”, de acuerdo con las actas, agregando que los partidarios de tal medida estaban preocupados porque la inflación era demasiado baja.

Al mismo tiempo, los encargados de la política monetaria del organismo acordaron que no querían dar la impresión de que estaban planeando más recortes de tipos. “Los participantes en general favorecieron un enfoque en el que la política se guiaría por la información entrante (...) y que evitara cualquier apariencia de seguir un curso preestablecido”, según las actas.

La reunión también incluyó la discusión de la investigación de la Fed sobre posibles cambios en su visión para establecer la política monetaria. Varios miembros dijeron que la Fed pudo haber sido más agresiva al usar las compras de bonos para combatir la recesión de 2007-2009. Sin embargo, también aseguraron que herramientas como la compra de bonos y las promesas sobre políticas futuras podrían no ser suficientes para eliminar el riesgo de que la política monetaria se vea obstaculizada en el futuro cuando el tipo de referencia de la Fed se acerque a cero.

El presidente de EEUU, Donald Trump, mira hacia Jerome Powell, cuando se anunció su nominación para presidir la Reserva Federal, en un acto en los jardines de la Casa Blanca en noviembre de 2017. REUTERS/Carlos Barria

Mientras, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue dirigiendo sus dardos contra el banco central estadounidense, al que acusa de colocar al país en desventaja frente a sus competidores, como Alemania, que el miércoles se convirtió en el primer país en colocar bonos a 30 años con rentabilidades negativas.

"Alemania vende bonos a 30 años que ofrecen rendimientos negativos. Alemania compite con los Estados Unidos. Nuestra Reserva Federal no nos permite hacer lo que debemos hacer. Nos ponen en desventaja frente a nuestra competencia", señaló Trump a través de su perfil oficial en Twitter.

El inquilino de la Casa Blanca destacó la buena marcha de la economía, añadiendo que la Reserva Federal podría convertir el crecimiento en un récord. "Se mueven como arenas movedizas. ¡Pelea o vete a casa!", apostilló Trump.