Público
Público
Únete a nosotros

El gasto social se recupera en las nuevas autonomías gobernadas por la izquierda

El presupuesto para Sanidad, Educación y Protección social crecerá este año por encima de la media en Aragón, la Comunidad Valenciana, Baleares y Navarra.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 12

Un médico recorre el pasillo de un hospital. EFE

MADRID.- Las comunidades que cuentan desde el año pasado con mayorías de izquierda han acordado fuertes subidas de los presupuestos destinados a la financiación de los servicios públicos esenciales, muy mermados por la política de recortes. Así consta en un reciente informe del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que no incluye a Extremadura y Castilla-La Mancha, cuyos datos no estaban disponibles en el momento de su elaboración.

Dicho informe sitúa entre los servicios públicos fundamentales tres grandes bloques de gasto: la sanidad, la educación y la protección social. Todos ellos experimentarán subidas durante 2016 en el conjunto de las quince autonomías contabilizadas por el Ministerio, pero Aragón, la Comunidad Valenciana, Baleares y Navarra estarán claramente por encima de la media.

El presupuesto regional de sanidad es de 51.781 millones de euros para este ejercicio, lo que supone un incremento del 2,9% respecto a 2015. En el caso de la Educación, la cifra asciende a 33.656 millones, un 2,8% más. El mayor avance, sin embargo, corresponde a Protección social, aunque se trata de la partida con menos dotación de las tres: 10.444 millones de euros (+6,45%).


Frente a ello, Aragón, donde Podemos, IU y CHA permitieron en julio que el socialista Francisco Javier Lambán tomara el relevo de Luisa Fernández Rudi (PP), dispondrá de 1.789 millones para sanidad (+12,6%), 970 para educación (+9,3%) y 352 para protección social (+10,3%). Los presupuestos de 2016 son los primeros aprobados por los parlamentos que salieron de las elecciones autonómicas de hace un año.

También arroja avances superiores a la media la Comunidad Valenciana, que gobierna el PSOE junto con Compromís, después de que la derecha no revalidara la mayoría absoluta de la que disfrutaba. El gasto en sanidad crecerá en ese territorio un 7,6% hasta los 5.896 millones de euros; el de educación lo hará en un 4,8% (4.183 millones) y el de protección social, en un 17,4% (999).

En Baleares, presidida por la socialista Francina Armengol, que sucedió en la Presidencia del Govern a José Ramón Bauza (PP) con el apoyo de Més per Mallorca y de Podemos, los aumentos serán algo menores, pero también se situarán por encima de la media: un 5,9% en el presupuesto de sanidad (1.368 millones de euros), un 5,4% en el de educación (817 millones) y un 12,8% en el de protección social (153).

La Comunidad Foral de Navarra, en la que Uxue Barkos (GeroaBai) tomó el relevo de Yolanda Barcina (UPN), destinará 977 millones a sanidad (+4,9%), 601 a educación (+4,9%) y 263 a protección social (+18,6).