Público
Público

La inversión extranjera en España se redujo un 1,2% en 2016, hasta los 23.476 millones

Reino Unido concentra casi el 40% de la inversión española en el exterior

Unos obreros trabajando en unos andamios en el Banco de España. REUTERS

EUROPA PRESS

La inversión productiva extranjera en España alcanzó los 23.476 millones de euros brutos en 2016, cifra un 1,2% inferior a la del año anterior, según ha informado este martes el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, que ha destacado que, con estos datos, "se consolida" la tendencia de recuperación iniciada en 2013".

En términos netos, es decir restando desinversiones, la inversión productiva ascendió en 2016 a 17.535 millones de euros, un 2,1% menos que en 2015.

Economía ha subrayado que el volumen de 2016 es "muy significativo" porque se está comparando con un año, el de 2015, que fue "excepcional" como consecuencia de operaciones singulares que elevaron la inversión "sustancialmente".

Además, el Ministerio ha resaltado que esta evolución se produce en medio de un "débil" contexto internacional, con caídas generalizadas en los flujos de inversión.

Por su parte, la inversión directa extranjera (incluye las ETVE, entidades de tenencia de valores extranjeros) alcanzó los 33.096 millones de euros brutos, un 30,8% más que en 2015, y 25.739 millones netos, lo que representa un incremento del 33,5%. La inversión de las ETVE se situó en 9.620 millones de euros, un 527% más que un año antes y en términos netos creció el 498%.

El Ministerio de Economía precisa que las cifras de flujos de inversión directa, tanto extranjera en España como a la inversa, suelen ser muy volátiles, ya que cinco operaciones pueden concentrar el torno al 85% de la inversión de un mes, por ello afirma que es pertinente comprara los datos con las medias de los últimos años. Así, la comparación de los datos de 2016 con los flujos de inversión brutos medios de los últimos cinco años reflejan un aumento del 32% en términos brutos y del 66% en términos netos. Al mismo tiempo, las desinversiones de 2016 fueron inferiores a la media del último quinquenio.

En las inversiones productivas que recibió España, los principales países de origen fueron Estados Unidos, con 4.968 millones de euros (el 21,2% del volumen total y un incremento del 126%), seguido de Luxemburgo (2.474 millones, el 10,5% del total), Países Bajos (2.231 millones, el 9,5%) y Alemania (2.211 millones, el 9,4%).

Los países de la OCDE acaparan el 85% de las inversiones, con un aumento del 4,5%, en tanto que las procedentes de la UE (50% de los flujos) descendieron un 21%. Los fondos de Latinoamérica, que representan el 10% del total, aumentaron un 14%.

En cuanto a los principales sectores de destino de la inversión productiva extranjera, energía eléctrica y gas, con 4.071 millones (el 17,3% del total y un aumento del 10,1% sobre 2015), ocupa la primera posición, seguido de actividades inmobiliarias, con 3.223 millones (13,7% del total y un 11,2% más), y servicios financieros, con 1.823 millones (7,8% del total y un crecimiento del 242%).

Reino Unido, principal destino del capital español

El destino principal de la inversión productiva española fue Reino Unido, con 8.601 millones de euros, el 37% del total y un aumento del 126% respecto a un año antes, seguido de Estados Unidos, con 2.315 millones de euros, el 10% del total y una caída del 80%, y de Países Bajos, con 2.058 millones, el 8,8% del total y un incremento del 195%.

Por último, los principales sectores a los que se dirigieron las inversiones españolas en el extranjero en 2016 fueron comercio al por mayor e intermediación de comercio, servicios financieros, fabricación de otros productos minerales no metálicos, construcción de edificios y actividades inmobiliarias.

Más noticias de Economía