Público
Público

Mauricio Casals Investigan al presidente de 'La Razón' por intermediar en una trama de subvenciones públicas 

La compañía tecnológica Zed Worldwide habría obtenido 42 millones de euros en ayudas del Ministerio de Industria y Tecnología. El presidente del grupo, Javier Pérez Dolset, y su hermano Ignacio figuran entre las ocho personas que van a ser detenidas.

Publicidad
Media: 4
Votos: 12

El presidente de La Razón, Mauricio Casals, entre Mariano Rajoy y Alberto Ruiz-Gallardón, en marzo de 2011 en Madrid. | BALLESTEROS (EFE)

La Policía Nacional ha lanzado una operación este jueves contra una trama de subvenciones fraudulentas concedidas por el Ministerio de Industria y Tecnología. La compañía tecnológica Zed Worldwide habría obtenido 42 millones de euros en ayudas públicas. No obstante, gran parte de ese dinero fue utilizado por los directivos del grupo para desviarlo a otras empresas de forma irregular, siendo el presidente de La Razón, Mauricio Casals, el mediador de dicha trama. 

Según la investigación, las gestiones para lograr las subvencionas se habrían producido entren 2010 y 2015. La mediación de Casals, el también adjunto a la presidencia de Atresmedia, habría permitido que el rotativo recibiera comisiones irregulares en forma de servicios de publicidad y falsos acuerdos de colaboración, según avanza El Confidencial.

El presidente de Zed Worldwide, Javier Pérez Dolset, y su hermano Ignacio figuran entre las ocho personas que van a ser detenidas en el marco de la operación contra el fraude de subvenciones.

Fuentes de la investigación han informado de esas detenciones dentro de la operación que desarrolla la Policía a las órdenes del juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional y de la Fiscalía Anticorrupción.

Una operación en la que se van a realizar 18 registros en Madrid, Barcelona y Valencia y se espera practicar ocho detenciones vinculadas al grupo Zed, entre las que no está la de Casals, contra el que sí se ha querellado Anticorrupción.

La investigación se inició en agosto de 2016 por la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), a la que posteriormente se sumó la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF).

Esa unidad se sumó al detectar en las investigaciones la comisión de posibles delitos económicos, en concreto el funcionamiento de una trama societaria de carácter internacional focalizada en el grupo ZED, creador del videojuego Comando.

Esa trama llevó a la empresa a situación de concurso de acreedores, poniendo en gran perjuicio a pequeños accionistas, según los investigadores.

Se les imputan delitos de insolvencia punible, administración desleal, fraude en subvenciones, coacciones, falsedad documental y tráfico de influencias.

El pasado mes de enero, la Policía detuvo en Madrid a Peter Wakkie, el administrador de la multinacional Zed+, investigada por un presunto desvío de fondos y en la que participa el magnate ruso Mikahil Fridman.

En ese holding holandés participa la familia Pérez Dolset, y, según explicó entonces El Confidencial, está siendo investigado por el FBI y la CIA estadounidenses.

De hecho, el diario digital explicaba que la familia Pérez Dolset había emprendido varias acciones para que se investigara el presunto desvío de fondos desde la filial rusa a sociedades opacas y había denunciado que Wakkie estaba tratando de impedir que esas pesquisas se llevaran a cabo.

El grupo Planeta, editor de La Razón, fue uno de los principales accionistas de Zed, de acuerdo con los datos del Registro Mercantil, que reflejan que a finales de 2015 llegó a poseer el 43 por ciento de sus títulos.