Público
Público

Narcís Serra niega que existieran "sueldos escandalosos" en CatalunyaCaixa

La Audiencia de Barcelona juzga al exministro y expresidente de la entidad, para el que la Fiscalía pide cuatro años de cárcel, junto a otros 40 miembros del consejo de administración.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente de CatalunyaCaixa, Narcís Serra, acompañado por su abogado Pau Molins a su llegada a la Audiencia de Barcelona. - EFE

El exministro y expresidente de CatalunyaCaixa Narcís Serra ha asegurado este jueves, a su entrada a la Audiencia de Barcelona, que le juzga por los sobresueldos abonados a la antigua cúpula de esta entidad, que no se arrepiente de su gestión.

Serra y el ex director general de la entidad Adolf Todó han llegado a la sede de la Audiencia de Barcelona acompañados por sus abogados, y al ser preguntado por los periodistas por si se arrepentía de su labor al frente de CatalunyaCaixa, ha comentado escuetamente ante las cámaras: "No me arrepiento. Lo que hice fue lo que debía hacer".

Al final de la primera sesión del juicio, Serra, junto a su abogado, Pau Molins, ha atendido a los periodistas, a los que ha dicho que afronta el proceso "con mucha tranquilidad" porque está "seguro" de que se podrá "aclarar todo". A preguntas de la prensa, Serra ha negado que se aprobaran "sueldos escandalosos" para la antigua cúpula de Catalunya Caixa y ha recordado que él está acusado por el aumento del salario de Adolf Todó, no del propio, tal y como aprobó el consejo de administración de la entidad financiera, que él presidía.

Según Narcís Serra, las decisiones que tomó fueron "legales y legítimas. Hicimos lo que correspondía, es lo que se demostrará a lo largo del juicio", ha agregado.  En relación con la crisis que sufrió CatalunyaCaixa mientras la presidía, Serra ha defendido que la entidad vio "muchas cosas antes que otras autoridades", lo que les llevó a abordar cambios en la dirección de la misma.

La Audiencia de Barcelona juzga desde este jueves los sobresueldos abonados a la antigua cúpula de CatalunyaCaixa, un proceso en el que están acusados, entre otros, el exministro Serra y Todó, para los que la Fiscalía pide cuatro años de cárcel. El tribunal ha rechazado la solicitud hecha por los abogados de nulidad parcial del juicio.

Las defensas de ambos directivos han aprovechado la sesión de cuestiones previas para hacer esta solicitud y han argumentado que la CUP, que ejerce la acusación popular, no estaba legitimada para ejercer la acción civil y solicitar fianza para los acusados, al no ser directamente perjudicada por los hechos que se juzgan.

Asimismo, estas defensas han reclamado rebajar la fianza de 9,5 millones de euros que el juez de instrucción fijó, ateniéndose a lo solicitado por la CUP, alegando que tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado, que representa al FROB en este caso, la limitaban a 2,56 millones menos. Por su parte, el presidente del tribunal ha avanzado que no podía decretar la nulidad del acto de juicio oral para no "dilatar la causa", y ha precisado que respondería "con sosiego" a las peticiones de la defensa en una resolución por escrito.

En total, la sección octava de la Audiencia de Barcelona juzga a 41 miembros del consejo de administración por autorizar "desproporcionados" sueldos a la cúpula de la antigua caja de ahorros pese a la crítica situación que atravesaba la entidad.

La Fiscalía atribuye a un total de diecisiete personas, entre ellas Serra y Todó, dos delitos de administración desleal, para los que pide cuatro años de cárcel, mientras que para otros 24 exdirectivos de CatalunyaCaixa pide dos años de prisión por un único delito de administración desleal. El Ministerio Público solicita, además, que los acusados indemnicen al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con un mínimo de 2,56 millones de euros.