Público
Público

La pensión media experimenta su mayor subida desde la crisis

En los tres primeros meses de este año aumentó más de un 5%, tras quedar en suspenso la reforma de Rajoy.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Una pareja de pensionistas. E.P.

Las reformas adoptadas por el Gobierno de Rajoy en plena oleada de recortes, entre ellas la desvinculación del IPC, tuvieron un fuerte impacto sobre las pensiones públicas de jubilación. De crecer a un ritmo del 4,8% en 2009, antes de que la crisis se manifestara en toda su intensidad, se pasó a sólo el 1,9% en 2017, según datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo.

El año pasado, tras los acuerdos parlamentarios que permitieron retomar la inflación como referencia para las subidas, las cosas empezaron a cambiar. Los pensionistas volvieron a tener garantizado el mantenimiento de su poder adquisitivo, gracias a las persistentes movilizaciones que llevaron a cabo y a la debilidad del Gobierno, que culminó en la moción de censura de junio.

Aunque esas movilizaciones no han cesado, porque la demanda de pensiones dignas sigue siendo un clamor social, las cifras empiezan a tener ya un cariz algo distinto. Si en 2017 la pensión media de jubilación sólo subió un 1,9%, en 2018 lo hizo ya un 3,4% y durante los tres primeros meses de 2019 se superó el 5% (5,10% en enero, 5,08% en febrero y 5,04% en marzo).

De todas formas, la subida de la pensión media de jubilación no depende sólo de la revalorización que cada año aprueba el parlamento, sino también del importe de las pensiones nuevas, que suele ser mayor. En febrero, por ejemplo, éstas alcanzaron los 1.462 euros mensuales, frente a una media de 1.133,9 euros.

Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo, correspondientes a marzo, la Seguridad Social paga actualmente 9.705.436 pensiones contributivas, incluyendo las de jubilación (6.010.977), viudedad (2.358.581), incapacidad permanente (954.552), orfandad (339.082) y a favor de familiares (42.244).

Desde que estalló la crisis, el número de pensiones se ha visto incrementado en 1.101.317 (un 12,8%). Su coste mensual ha crecido más: de 6.537,9 a 9.576,5 millones de euros (un 46%), circunstancia que arguyen los partidarios de introducir algún “factor de sostenibilidad” como el que impuso Rajoy en 2013, hoy en suspenso.

Del total de pensiones en vigor a 1 de marzo, la mayoría son percibidas por mujeres (5.012.555), a pesar de que en las de jubilación tiene predominio los hombres (3.709.137 frente a 2.301.758). La explicación a esa aparente paradoja hay que buscarla en el hecho de que existen 2.174.832 mujeres que cobran una pensión de viudedad, por sólo 183.703 hombres, siempre según datos oficiales.

Esos datos ponen en evidencia también la persistente desigualdad entre las percepciones de unos y otras, debida a la tardía incorporación femenina al mundo laboral y a la brecha salarial todavía existente, que se traduce en menos cotizaciones a la Seguridad Social. La pensión media mensual de jubilación se sitúa en 1.308 euros para los hombres y 853 para las mujeres.