Público
Público

Resultados Plan de choque de Dia tras la caída de casi un 25% de su resultado bruto hasta septiembre

La cadena de supermercados, que no publica su cifra de beneficios, recorta sus inversiones en 2019 y no descarta la venta de los negocios que no forman parte de su 'core business', como sus enseñas Cash and Carry o la marca  Clarel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un expositor con un catálogo de ofertas en un supermercado deDia en Madrid. REUTERS/Andrea Comas

La cadena de distribución DIA anunció el martes que controlaría la inversión en 2019 y se centraría en mejorar su negocio en España, tras anunciar un descenso de casi el 25% en su resultado bruto de explotación ajustado a septiembre.

Dia, que durante la crisis expandió sus tiendas y registró incrementos del 13,2% en ventas y del 10,5% en el resultado bruto (ebitda) (entre 2011 y 2016) gracias a su modelo low cost, lleva meses sufriendo en sus cuentas mientras todo el sector se vuelca en abrir formatos de proximidad, que solía ser su punto fuerte. Además, tiene que hacer frente a la hiperinflación en Argentina, uno de los dos mercados emergentes donde opera.

El grupo, que recientemente suspendió a su director financiero, no desglosó sus resultados trimestrales (incluyendo la cifra de beneficio neto) al señalar que estaba realizando un test de deterioro de activos para evaluar posibles provisiones para su esperado plan estratégico. Sí desveló que su resultado bruto de explotación (ebitda) ajustado cayó un 24% a 281 millones de euros a septiembre.

En un entorno de fuerte competencia que ha provocado un descenso de sus ventas y mayores gastos operativos, Dia reiteró el martes su proyección de ebitda ajustado para 2018, tras emitir a mediados de octubre su tercer profit warning en un año, remodelar su cúpula y anunciar cambios en la dirección financiera.

DIA, cuyo accionista principal es LetterOne, el fondo del magnate ruso Mihail Fridman, que controla un 29% del accionariado, dijo que sus ventas brutas bajo enseña cayeron un 9% en los primeros nueve meses hasta 6.949 millones de euros, lastradas también por la debilidad de las divisas en Argentina y Brasil.

El grupo, que este año invertirá cerca de 350 millones de euros, dijo que reducirá esta cifra a alrededor de 200 millones de euros en 2019, con prioridad en mejorar la oferta de su negocio en España, centrándose en dos formatos: los supermercados La Plaza de DIA y el formato de proximidad y conveniencia DIA&GO.

"La compañía pondrá el énfasis en una gestión prudente del cash flow y en una reducción de los niveles de capex en el corto plazo. (...) Seremos mucho más disciplinados en cada euro que invertimos, igual que en el seguimiento y control de los retornos", dijo el consejero delegado Antonio Coto en un comunicado.

DIA tuvo un crecimiento de las ventas en espacio comparable (LFL por sus siglas en inglés) del 2,7% a septiembre, mientras que los formatos en los que quiere centrar su inversión, La Plaza y DIA&GO, han mejorado su LFL un 8% y más de un 20%, respectivamente.

La cadena de supermercados, que cuenta con una de las menores rentabilidades por metro cuadrado del sector, ha visto cómo algunos de sus formatos principales quedaban desfasados frente a otros competidores como Mercadona o Lidl, que invierten mucho más que DIA en reformas o aperturas de nuevas tiendas.

Alternativas para activos no estratégicos

El grupo dijo que "analizaría alternativas estratégicas potenciales" para negocios que no forman parte de su core business, incluyendo sus enseñas Cash and Carry y la marca de higiene y cosmética Clarel.

DIA, que se ha dejado más de un 80% de su capitalización bursátil en lo que va de año, acabó septiembre con una deuda de 1.420 millones de euros, lo que supone 3,1 veces ebitda ajustado de los últimos 12 meses.

La cifra está cerca del covenant de menos del 3,5 por ciento que tiene asociados a dos préstamos sindicados por valor de 525 millones de euros y que vencen en 2020 y 2022. "Puedo asegurar que a día de hoy no hemos roto ningún covenant. Estamos trabajando para reestructurar nuestra deuda. Puedo asegurar que en la próxima fecha de vencimiento de covenants, a finales del próximo año, habremos renegociado todo. Es mi compromiso no romper ningún covenant en el futuro", dijo Coto en una conferencia con analistas.

El apalancamiento de Dia ha estado en el foco de atención desde que la semana pasada dos de las principales agencias calificadoras, Moody's y Standard & Poor's, le quitaron el grado de inversión y situaron el rating en revisión para estudiar nuevas rebajas.

Al cierre de la sesión del martes, las acciones de Dia se desplomaron un 13,6% intercambiándose  a un precio de 0,69 euros.