Público
Público

Precio del dinero El Banco de Inglaterra sube los tipos de interés al 0,75%, su mayor nivel desde 2009

La entidad, que lleva el precio del dinero por encima de los niveles mínimos que mantenía desde la crisis financiera, apunta que no tiene prisa por subirlos más ante la incertidumbre del Brexit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sede del Banco de Inglaterra, en la City londinense. REUTERS/Peter Nicholls

El Banco de Inglaterra (BoE, según sus siglas en inglés) elevó sus tipos de interés el jueves por encima de los niveles mínimos que mantenía desde la crisis financiera y afirmó que no tenía prisa por subirlos más ante la incertidumbre del Brexit.

Los nueve miembros del BoE encargados de fijar el precio del dinero en Reino Unido votaron por unanimidad subir los tipos de interés al 0,75% desde el 0,50%, el nivel en el que estuvieron buena parte de la última década aparte de un lapso de 15 meses tras el referéndum del Brexit en 2016, cuando bajaron a un nivel incluso inferior.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban que la votación fuera de 7 a 2 en favor de un alza de los tipos de interés.

El banco central dijo que la economía británica, aunque está creciendo más lentamente que en el pasado antes de se concrete el divorcio con la Unión Europea, trabaja casi a su "límite de velocidad" o capacidad total, lo que eleva la posibilidad de más presiones inflacionarias generadas por factores internos en el futuro.

Pero el mensaje sobre las condiciones de endeudamiento siguió enfocándose en alzas graduales y limitadas de los tipos de interés, ya que el BoE espera que la inflación se ubique apenas una fracción por encima de su objetivo del 2% en los próximos años.

La previsión estuvo basada en estimaciones de inversores que esperan un nuevo alza de tipos a finales del 2019 o principios de 2020, previendo que el tipo bancario escale al 1,1% a finales de la década. La cifra es ligeramente más baja que el pronóstico de tipos del 1,2% previsto por el banco central en su informe de mayo.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ofrece una rueda de prensa en la sede de la entidad, en Londres. EFE/ Facundo Arrizabalaga

La quinta mayor economía del mundo se ha desacelerado desde su decisión de abandonar la Unión Europea, aprobada en un referéndum en junio de 2016.

Y cuando faltan menos de ocho meses para que abandone el bloque, Londres y Bruselas (así como miembros clave del Partido Conservador de la primera ministra Theresa May) permanecen muy alejados sobre cómo debería ser la futura relación comercial.

El BoE dijo que la economía "podría resultar significativamente influida por la respuesta de las familias, las empresas y los mercados financieros" al desarrollo del Brexit.

Sin embargo, el banco central continuó destacando que la economía de Reino Unido está bajo el riesgo de afrontar una inflación demasiado elevada, incluso a pesar del débil crecimiento.