Público
Público

Resultados trimestrales El Sabadell gana un 51% más hasta junio apoyado en su filial británica y la reducción de costes

El banco anuncia su intención de restablecer el pago de dividendos en efectivo en 2022, al que destinará el 30% de los resultados de 2021.

Una oficina del Banco Sabadell en Barcelona. REUTERS/Yves Herman
Una oficina del Banco Sabadell en Barcelona. Yves Herman / REUTERS

El Banco Sabadell obtuvo un beneficio neto atribuido de 220 millones de euros durante el primer semestre, lo que supone un aumento interanual del 51,5% gracias a los sólidos resultados de su filial británica TSB y la reducción de los costes y las provisiones. Sin tener en cuenta la filial británica del grupo catalán, el beneficio neto atribuido se sitúa en los 181 millones de euros a cierre de junio, un 16,3% menos, según ha informado este jueves el banco.

Solo en el periodo abril-junio, el cuarto banco del país por activos registró un beneficio neto de 147 millones; en Reino Unido, obtuvo un beneficio neto de 41 millones de libras. La adquisición de TSB por parte de Sabadell en 2015 resultó contraproducente cuando los fallos informáticos dispararon los costes en 2018. Por ahora el banco ha congelado sus planes de vender TSB hasta completar una reestructuración radical de su negocio.

"Cerramos el semestre con unos resultados positivos, creciendo en ingresos y en inversión crediticia", aseguró este jueves su consejero delegado, César González-Bueno, quien  subrayó, además, la aportación al grupo "cada vez mayor" del negocio en Reino Unido. La filial británica TSB contribuyó ya con 39 millones al beneficio semestral del grupo tras el plan de ajuste que prevé cerrar antes de lo anunciado.

Una de las claves de la mejora del resultado a escala grupo es la reducción de los gastos por su programa de reestructuración, junto al empuje de los ingresos. "Estamos viendo ya resultados palpables en la mejora de la eficiencia y ahorro de costes que esperamos sigan teniendo una evolución positiva en los próximos trimestres; ello se suma a la tendencia de mejora de los ingresos y a la normalización de los niveles de provisiones", apuntó a su vez el director financiero del Sabadell, Leopoldo Alvear.

En concreto, la partida de costes se redujo a escala de grupo un 3,2% interanual y hasta un 3,3% si se compara con el trimestre previo, "apoyada en la reducción del plan de ajustes en España" y la bajada de los gastos generales. El banco pactó en 2020 un plan voluntario de prejubilaciones para 1.817 empleados que se ejecutó en marzo, y espera que tenga un impacto positivo de 141 millones anualizados.

Los ingresos del negocio bancario, que se calculan con el margen de intereses y las comisiones netas, ascendieron a 2.395 millones, un 0,7% más. El margen de intereses aumentó un 2,3% en el trimestre, pero aún cae un 1,1% interanual por la menor aportación de la cartera ALCO; mientras que la contribución de las comisiones netas subió un 5,4% interanual.

A pesar de la situación creada por la pandemia, el banco bajó del 3,71% al 3,58% la morosidad, tras reducir los activos problemáticos en 142 millones de euros en el trimestre, hasta situarlos en 7.365 millones (5.995 millones son activos dudosos y 1.370 millones activos adjudicados).

En cuanto a la calidad del balance y fortaleza, su ratio de máxima calidad CET1 fully loaded se situó en el 12% y el ratio de capital total en el 16,87%, con un colchón de 379 puntos sobre el requerimiento regulatorio.

Con estas cuentas y la solvencia, el banco anunció su intención de restablecer el pago de dividendos en efectivo en 2022, con un "pay out" o porcentaje del beneficio destinado a remunerar al accionista del 30%, con cargo a resultados de 2021, "en línea con el diálogo supervisor que está en curso".

Más noticias de Economía