Público
Público

Sabadell lanza un plan de ahorro de costes para impulsar el beneficio y la rentabilidad

El banco dice que el plan incluirá cierres de sucursales y gastos de personal, mientas otras fuentes apuntan que podría incluir una nueva ronda de despidos.

Una sucursal del Banco Sabadell en Barcelona. REUTERS/Yves Herman
Una sucursal del Banco Sabadell en Barcelona. Yves Herman / REUTERS

Reuters

El Banco Sabadell dijo el viernes que espera registrar un ahorro de costes adicional y un aumento de los ingresos gracias a un impulso de los préstamos a empresas y consumidores en España, con lo que prevé elevar su rentabilidad como parte de su nuevo plan estratégico a tres años.

Los bancos de toda Europa tienen que hacer frente a un entorno de tipos de interés ultrabajos, mientras que la recesión económica provocada por la pandemia de la covid-19 los ha obligado a centrarse en nuevos recortes de costes.

Sabadell dijo que espera registrar un ahorro de costes anual adicional de unos 100 millones de euros (122 millones de dólares) en su mercado nacional, un proceso que espera haber completado para el primer trimestre de 2022.

El banco español dijo que el plan de ahorro incluirá cierres de sucursales y gastos de personal. Una fuente con conocimiento del asunto dijo que el plan del banco podría incluir una nueva ronda de despidos.

Sabadell declinó hacer comentarios.

El banco ya ha generado alrededor de 141 millones de euros en ahorros de costes anuales tras el recorte de 1.817 empleados en 2020.

El cuarto banco más grande de España por activos dijo que tiene como objetivo aumentar su ratio de rendimiento sobre el capital tangible (ROTE), una medida de la rentabilidad, a más del 6% para finales de 2023 desde el 1,25% actual.

Aunque el banco no dio una cifra concreta para 2023, los analistas esperan que el objetivo de ROTE se traduzca en un beneficio neto ese año de entre 625 y 670 millones de euros, frente a los sólo 2 millones de euros de 2020.

El consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno (c), en la presentación del nuevo plan estratégico de la entidad.
El consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno (c), en la presentación del nuevo plan estratégico de la entidad. CEDIDA/Banco Sabadell

El fracaso de Sabadell en su fusión con BBVA el año pasado aumentó la presión sobre el banco, ya que los inversores se preocuparon por su capacidad para manejar en solitario un previsible aumento de la morosidad.

El viernes, Sabadell dijo que espera que su plan estratégico 2021-2023 se beneficie de la recuperación económica en España y Reino Unido, de un mayor control de la pandemia y del estímulo de los fondos europeos.

En este contexto, apuntó a que su cartera de préstamos alcance una tasa de crecimiento anual compuesta (TCAC) superior al 2% durante el periodo, lo que, según dijo, debería permitir también un crecimiento acumulado de un dígito simple en el margen de intereses (NII, por sus siglas en inglés).

El analista español Alantra dijo que las previsiones de crecimiento del NII parecían demasiado optimistas y consideró que el banco estaba tratando de ganar tiempo con este plan, con "la intención de intentar vender (la filial británica) TSB con el tiempo y/o finalmente recurrir a fusiones".

El banco, que se encuentra en medio de un proceso de transformación tecnológica, dijo que espera beneficiarse de un cambio hacia un enfoque totalmente digital en su negocio de consumo y pagos.

Sabadell dijo que esperaba que TSB, que en el primer trimestre volvió a dar beneficios, alcance un ROTE de más del 6% en 2023, impulsado por el crecimiento de las hipotecas y la continua reducción de costes. TSB registró una pérdida de 220 millones de euros en 2020.

Sabadell dijo que TSB estaba en camino de lograr 100 millones de libras en ahorros de costes totales para 2023.

La adquisición de TSB por parte de Sabadell en 2015 se tornó problemática cuando una serie de fallos informáticos dispararon los costes en 2018. Aunque Sabadell había estado planeando vender TSB, su nuevo consejero delegado César González-Bueno ha congelado el proceso por ahora.

Más noticias de Economía