Público
Público

Salario mínimo Mujeres, inmigrantes y jóvenes, principales beneficiados por la subida del SMI a 900 euros

Trabajadores no cualificados y temporales también saldrían ganando con la medida incluida en el acuerdo entre el Gobierno y Unidos Podemos sobre los Presupuestos de 2019.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Un trabajador limpia la entrada de una tienda de zapatillas en Madrid. REUTERS/Susana Vera

La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros mensuales en 2019 pactada entre el Gobierno y Unidos Podemos sobre los Presupuestos Generales del Estado de ese año, beneficiaría sobre todo a mujeres, inmigrantes y jóvenes, que son los colectivos con una retribución más baja, según el Ministerio de Trabajo.

El SMI se sitúa actualmente en 735,90 euros, después de la mejora del 4% pactada por patronal y sindicatos con el Gobierno de Mariano Rajoy a finales de 2017. Aquel acuerdo contemplaba que esa cifra hubiera seguido subiendo hasta alcanzar los 850 euros en 2020, aunque con dos condiciones: que el Producto Interior Bruto (PIB) crezca a un ritmo de al menos el 2,5% y que el incremento anual de la afiliación media a la Seguridad Social sea superior a 450.000 personas.

La memoria económica del decreto por el que se implantó el SMI de 2018, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 29 de diciembre del año anterior, señalaba que la subida afectaría a 533.978 trabajadores, el 3,5% del total de los afiliados al Régimen General de la Seguridad Social y a los regímenes especiales de mar y de la minería del carbón.

El documento explicaba que el impacto de la medida sería mayor en mujeres y extranjeros, así como en los jóvenes, pues uno de 20 años tiene diez veces más probabilidades de cobrar el SMI que una persona de entre 50 y 59. Trabajadores no cualificados, temporales y con menos de un año de antigüedad en las empresas también figuraban entre los principales agraciados por el decreto.

Ahora, ese aumento hasta los 900 euros en 2019 tendrá los mismos beneficiarios, porque la subida del SMI de 2018 ha supuesto una indudable mejora, pero no ha cambiado sustancialmente la estructura de salarios en España, como tampoco la cambiará la pactada con Unidos Podemos.

Según los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2016, un 45,71% de los asalariados no cobran más de dos veces el SMI, que entonces era de 655,20 euros. Buena parte de ellos no pasaban de mileuristas y así han seguido después de la subida de 2018 y seguirán con el acuerdo presupuestario firmado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Para las arcas de la Seguridad Social es una buena noticia cualquier elevación del SMI, pues por cada punto ingresa 33,22 millones de euros adicionales al año, que no llegan ni remotamente a equilibrar sus cuentas, pero pueden paliarlo si tiene un efecto de arrastre sobre los demás salarios, como temen los empresarios.