Público
Público

El Tesoro emitirá un 40% menos de deuda para financiar a las CCAA en 2019, unos 9.000 millones

El organismo gestor de la deuda soberana prepara medidas pese a un "poco probable" brexit duro, que provocar una "volatilidad puntual" en el mercado, pero no sostenida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio, durante la presentación de la estrategia de financiación para 2019. EFE/FERNANDO VILLAR

El Tesoro Público español prevé que los fondos netos destinados a los diferentes mecanismos de financiación de las comunidades autónomas se reduzca de forma "significativa" en 2019, y se sitúen en el entorno de los 9.000 millones de euros netos, frente a los 15.000 millones de 2018.

Esta reducción responde a la caída del déficit de las propias comunidades, sus menores vencimientos de deuda a los que tienen que hacer frente, y su salida "gradual a los mercados".

En 2018, Andalucía y Baleares apelaron al mercado y captaron 600 millones y 500 millones de euros, respectivamente, una estrategia que el Tesoro espera que se vuelva a repetir en 2019.

Incluso prevé que lo hagan por cantidades mayores y que otras comunidades también apelen al mercado, según ha dicho este martes el secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos San Basilio, que ha presentado la estrategia de financiación del Tesoro para este año.

En este sentido, ha explicado que hay otras "candidatas" para salir al mercado, teniendo en cuenta las condiciones que se exigen, relativas a términos de rating y objetivos de estabilidad.

No obstante, ha asegurado que hay un plazo para presentar la solicitud, aunque si alguna comunidad no lo hecho "a lo mejor se podría poner en marcha un mecanismo adicional para que lo hagan".

El secretario general del Tesoro, Carlos San Basilio. EFE/FERNANDO VILLAR

San Basilio ha presentado la Estrategia de Financiación del Tesoro para 2019, un ejercicio en el que aspira a seguir reduciendo sus necesidades de financiación, los costes de la deuda, y seguir diversificando la base inversora, y todo ello, pese a las tensiones que puedan surgir en los mercados.

El Tesoro Público espera que la evolución de las necesidades de financiación a lo largo del año le permitan anunciar en la segunda mitad del ejercicio una reducción de la emisión neta de 35.000 millones de euros que contempla para este año, que es un 2,1% superior al cierre de 2018 (34.277 millones), pero inferior en 5.000 millones a la previsión inicial del año pasado.

De esta forma, ha explicado que la cifra de emisión neta de 35.000 millones financiará las necesidades del estado, compuestas por, entre otras partidas, un menor déficit de caja, una menor financiación del Estado a CC.AA. y entes locales, en línea con la gradual recuperación de su autonomía financiera, y una mayor aportación del Estado a la Seguridad Social (préstamo de 15.164 millones y transferencia de 850 millones este año).

La estrategia del Tesoro contempla una emisión bruta de deuda pública de 209.526 millones para este año, un 1,6% menos que a cierre de 2018. La emisión bruta a medio y largo plazo ascenderá a 126.933 millones de euros, un 3,8% inferior a la de 2018, y la de instrumentos a corto plazo (letras) ascenderán a los 82.592 millones de euros, un 2% más.

"Volatilidad puntual"

Durante la presentación, y preguntado por cómo puede afectar al Tesoro un "brexit" sin acuerdo, San Basilio ha explicado que este hecho puede provocar "volatilidad puntual" en el mercado, pero no sostenida, por lo que no espera que una posible elevación de los costes de emisión se convierta en tendencia.

Además, ha indicado que el Tesoro está en contacto con los supervisores para adoptar medidas ante un posible "brexit duro" que, "a día de hoy sigue sin parecer la opción más probable", ha dicho.

El organismo prepara una normativa con medidas para que en el "poco probable" caso de un brexit duro se garantice la continuidad de los contratos existentes y se minimice el riesgo.

Además, ha indicado que el Tesoro está en contacto con los supervisores para adoptar medidas ante un posible "brexit duro" que, "a día de hoy sigue sin parecer la opción más probable", ha dicho.

La estategia del BCE

Respecto al cambio de la política monetaria del BCE, ha asegurado que el alargamiento de la vida media de la deuda y la afluencia de nuevos inversores (sobre todo asiáticos) hace al Tesoro estar "todo lo cómo que se puede estar" en un entorno de normalización y subida de tipos.

De esta forma, San Basilio ha asegurado que este año se volverá a reducir el coste medio de la cartera pública del Estado con independencia de la política monetaria que siga el BCE. Según ha explicado, el inversor está preocupado por el mantenimiento del crecimiento en España y la corrección de desequilibrios.

Preguntado sobre el posible efecto derivado de que el BCE haya dejado de realizar compras netas, ha indicado que no se está viendo un efecto "muy claro" en los mercados, y ha valorado que en las primeras emisiones del Tesoro español se han registrado incluso rentabilidades inferiores a las de finales del año pasado. Esto se debe a que la retirada del BCE es en términos netos, porque sigue habiendo reinversiones, y a que las condiciones de financiación para los emisores es más favorable en un entorno de desaceleración de la economía mundial y de la zona euro, ya que limita las previsiones de subida de tipos por el BCE a partir del verano.