Público
Público

Tauromaquia Datxu Peris: "Se puede llamar matador al torero que mata, pero no decir que es asesino cuando asesina"

La exconcejala de Catarroja (Valencia) Datxu Peris en una foto de archivo.
La exconcejala de Catarroja (València) Datxu Peris. Pablo Martín/EFE-ARCHIVO

Datxu Peris tendrá que indemnizar a con 7.000 euros a la familia del difunto torero Víctor Barrio por una publicación en Facebook en 2016 en la que calificaba de asesino al matador. Así la ha dictado este lunes el Tribunal Constitucional en una sentencia tan política como inusual. Esta mujer que, por entonces era concejala en Catarroja (València), habla con Público sobre la polémica decisión de la Justicia, sobre la malinterpretación que sus palabras tuvieron y sostiene que no se arrepiente de nada, salvo de haber podido causar malestar a los seres queridos del torero.

¿Cómo ha recibido sentencia?

No me ha sorprendido. Sabíamos que siendo como son los tribunales en España no había mucho que hacer. Es verdad que cuando vimos el informe de la fiscal ante el Tribunal Constitucional, que pedía la nulidad de la sentencia, nos dio un mínimo de esperanza, pero al final no ha sido así. 

Según la sentencia, usted se alegró de la muerte de un torero, algo que usted siempre ha negado ¿por qué?

Por un lado, parece que los jueces no hayan leído siquiera lo que escribí en su momento. Es como si hubieran visto las aberraciones que se han escrito en la prensa y nada más. Lo que publiqué no iba contra él, sino contra la tauromaquia, que es el lobby culpable de que ese chico haya muerto. Se lo han tomado como algo particular, cuando era una opinión política. La magistrada [María Luisa Balaguer] que ha emitido su voto particular hace referencia a la libertad de expresión en las redes sociales y esa es la verdad.

¿Hay otra forma de calificar a alguien que mata animales?

No es sólo que los mate, sino la manera. Se está haciendo un espectáculo con ello. No hablamos de que se mate a un animal para evitar el sufrimiento o para alimentarse. Puedo llegar a entender, siendo vegana, que alguien pueda matar a un animal para alimentarse, pero esta gente hace de la tortura y el asesinato un espectáculo. Ellos mismos se llaman matadores. Parece que se puede llamar matador al torero que mata, pero no decir asesino cuando asesina y se cumplen los dos elementos básicos de un asesinato.

¿Cuáles?

Cobrar por ello y hacerlo con premeditación.

La sentencia dice que calificó como algo "positivo" la muerte del torero Víctor Barrio ¿Se arrepiente de haber escrito el post en Facebook?

No porque no he calificado de positiva su muerte. Lo que dije es que, dentro de todos los aspectos que rodean la muerte hay muchos negativos, pero que también hay uno positivo, que es que ese hombre dejara de matar. Lo triste es que para dejar de matar haya tenido que llegar a esos extremos. En ningún momento califiqué de positiva su muerte. 

¿Volvería a publicar el mismo post?

Sí. Me sabe mal haber podido hacer daño a los padres o haber aumentado el malestar de sus seres queridos, pero la responsable de eso tampoco soy yo. Yo tenía cerrado mi Facebook. Alguien lo filtró a la prensa con una intención clara.

¿Quién?

No lo puedo decir. Mi Facebook estaba cerrado y sólo podían entrar a leer mis publicaciones mis amigos. Pero vamos, volvería a escribirlo. El único motivo para no volver a escribir algo así sería por no aumentar el dolor de su familia o por un segundo motivo egoísta: evitar una sentencia. Pero pienso que cuando tienes que hacer o decir algo porque te parece lo justo no debes dejar de hacerlo por miedo a una consecuencia.

¿Considera proporcional tener que pagar  7.000 euros por un post en Facebook?

Lo considero injusto. ¿Proporcional? Me parece irrisorio porque, dentro de lo que son las demandas civiles, no me parece mucho. Para mi 7.000 euros, que en mi vida he visto ese dinero junto, es muchísimo y es desproporcionado. También te digo que me parece increíble que en la primera sentencia que salió [en 2016] tuviera frases exactas y textuales de la demanda. Es decir, los motivos de la sentencia y su fundamentación eran tal cual se plasmaban en la demanda de la acusación. Es algo surrealista.

En su voto particular, la magistrada María Luisa Balaguer considera que se debió haber estimado su recurso ya que su publicación estaba amparada en la libertad de expresión, ¿cree que este tipo de sentencias siempre van contra la misma ideología?

Sí. Lo tengo clarísimo. La herencia del Tribunal Constitucional y del poder judicial es clara y no hay más que ver las sentencias que salen en la prensa, como el caso reciente de Hásel. Parece que tengamos una Justicia que defiende a ultranza los valores más identitarios de Iglesia, Corona y, en este caso, Tauromaquia. Hay una parte opresora y una parte oprimida y la Justicia siempre está con los primeros.

¿Qué precedentes sienta su caso?

La autocensura. Se persigue eso, el miedo, que la gente se piense las consecuencias a nivel personal antes de decir algo. Lo peor no es que se vulnere mi libertad de expresión, sino que ahora la gente va a cohibirse a la hora de hablar. Es lo que ha pasado con Hásel o lo que pasa cada vez que los abogados cristianos ponen denuncias. Esto es sólo un ejemplo más de lo que está pasando con la libertad de expresión. No es que la gente se vaya a autocensurar, es que ya lo están haciendo.

Entre otras cosas, la sentencia le condena por haberse alegrado de la muerte de una persona, ¿se está juzgando una emoción o un sentimiento sólo por ser amoral?

Es algo muy fuerte. Se está juzgando una ideología y se está reprimiendo una ideología, pero también están entrando en nuestra libertad de emoción. ¿Cómo van a ilegalizar un sentimiento? Partiendo de que yo no me he alegrado de su muerte, otra cosa es que se pueda considerar legítimo o moral, pero considerar ilegal alegrarse por algo así es demasiado. En las propias guerras pasa, los ejércitos matan y se alegran de ello. Llegar a intentar controlar la alegría o tristeza de las personas me parece de una distopía total.