Público
Público

Al Qaeda coloca a España entre sus objetivos "prioritarios"

Desde septiembre, la ha mencionado nueve veces en sus amenazantes comunicados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Cuál es el nivel de la amenaza islamista en España cuando se cumple el cuarto aniversario del 11-M? Los expertos de la Policía y la Guardia Civil lo tienen claro: “muy elevado”. Y a los hechos se remiten. Desde el pasado mes de septiembre, el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, ha mencionado a España, Al Andalus o Ceuta y Melilla en dos de sus amenazantes comunicados. Su mano derecha, el egipcio Ayman al Zahawiri, en otros cinco. Y sus aliados en Argelia, el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate de Abu Musab Abde I Wadub, rebautizado como Al Qaeda del Magreb, en otras dos.

Nueve amenazas que las Fuerzas de Seguridad se toman muy en serio. “Nos han colocado al mismo nivel que Francia y Reino Unido, e inmediatamente después de EE.UU.”, reconoce a Público un responsable policial. “No estamos en Irak, pero sí en Líbano y Afganistan”, señala otro agente para explicar en parte esa obsesión de Al Qaeda por España.

El riesgo ‘interior’

Los comunicados son el peor presagio, pero no el único. Policía y Guardia Civil tienen abiertas en estos momentos un centenar de investigaciones sobre grupos yihadistas, según reconoce a este diario un alto responsable del Ministerio del Interior. Y aunque la mayoría tienen como objetivo células dedicadas a propagar el radicalismo o recaudar fondos para enviarlos posteriormente a Irak, Afganistán o Pakistán, lo cierto es que la última operación, la que permitió desarticular un grupo de paquistaníes que planeaban cometer atentados en los trasportes públicos de Barcelona, encendió de nuevo las alarmas,

Los últimos análisis policiales destacan, de hecho, que son los grupos internos, los formados por inmigrantes de primera o segunda generación, la principal amenaza. Sus integrantes son, según estos informes, jóvenes varones, musulmanes practicantes o que se ha convertido rápidamente al islam y que suelen proceder del mundo de la delincuencia común. Su procedencia: Marruecos, Argelia y, en los últimos tiempos, Pakistán.

Grupos ‘importados’

El segundo nivel de amenaza lo representan lo que los expertos antiterrorista denominan grupos importados, entre los que destaca el argelino Al Qaeda del Magreb, aunque no es el único. En los últimos meses, según fuentes policiales, también se ha detectado la presencia de elementos del Grupo Islámico Combatiente Marroquí, de su organización hermana mauritana y algunos individuos del DHDS, una escisión del salafismo argelino.

No obstante, la gran preocupación de la Policía no son tanto estos grupos concretos como dos corrientes que tienen un visión muy rigorista del islam y cuya propagación ha sido muy rápida en España en los últimos tiempos: Hitz Ub Tazir y, sobre todo, Yama’a At-Tabligh al-Da’wa. A esta última pertenecían los presuntos integrantes de la célula paquistaní desarticulada en Barcelona.

Lo que la Policía no se atreve a cuantificar es el número de islamistas que se han asentado en nuestro país, aunque maneja un dato resulta muy revelador: cerca de 3.000 usuarios de internet acceden desde España a páginas web de contenido yihadista. Allí donde precisamente Al Qaeda ha dejado claro en los últimos meses que España es un objetivo “prioritario” de su terrorismo.