Público
Público

Aragón derivará los abortos a las comunidades limítrofes

Salud asegura que"respeta el derecho de la mujer a interrumpir su embarazo"y seguirá manteniendo el servicio en los hospitales públicos

EFE

El Gobierno de Aragón va a seguir prestando el servicio público de interrupción del embarazo con medios propios o en clínicas de comunidades autónomas limítrofes, después de que los dos centros que hasta ahora llevaban a cabo este servicio hayan decidido suspender el acuerdo por la deuda.

Así lo han explicado en declaraciones a Efe fuentes del Departamento de Salud y Consumo, al tiempo que han remarcado que el Ejecutivo autonómico "reconoce el derecho de la mujer a interrumpir su embarazo, lo respeta y va a seguir manteniendo ese servicio".

Las dos únicas clínicas que hasta ahora atendían la demanda de aborto en la comunidad han anunciado hoy mismo que dejan de prestar el servicio público de interrupción del embarazo por la deuda que mantiene el Gobierno de Aragón por esta prestación y que supera los 800.000 euros.

Estas fuentes se han mostrado muy sorprendidas por este anuncio, ya que desde el Departamento -conscientes de "lo sensible y delicado" que es este tema- se les propuso la pasada semana pagar la deuda a plazos, 250.000 euros antes de diez días, otros 150.000 antes del verano y el resto antes de concluir el año.

Hay que tener en cuenta, han apuntado, que "el anterior Gobierno dejó facturas sin pagar que ascienden a 400 millones de euros", por lo que los pagos ahora hay que ir haciéndolos poco a poco.

A pesar de la decisión de estas clínicas, que son propiedad de una misma persona, el Gobierno va a seguir atendiendo a las mujeres que necesiten este servicio, ya que algunos profesionales sanitarios se han puesto en contacto con el departamento de Salud para transmitirles que ellos están dispuestos a llevar a cabo dicha intervención.

Esto supone que se podrá llevar a cabo la interrupción del embarazo con medios propios del sistema público, lo que será "más económico" para el Gobierno autonómico, y en caso de no llegar a toda la demanda se derivarán las pacientes a clínicas de comunidades autónomas limítrofes, siempre "de forma gratuita" para la mujer.

El departamento de Salud ya se ha puesto a trabajar con los centros hospitalarios para poder comenzar a prestar este servicio "lo más rápido posible", han concluido las mismas fuentes.

Más noticias de Política y Sociedad