Público
Público

Una avalancha de inmigrantes salta la valla de Melilla

La Guardia Civil ha precisado que fueron alrededor de 65 los inmigrantes subsaharianos que han protagonizado el intento de entrada en Melilla desde Marruecos, aprovechando la crecida de un arroyo tras el fuerte temporal que azotó la zona el fin

EFE

La Guardia Civil ha precisado que fueron alrededor de 65 los inmigrantes subsaharianos que han protagonizado el intento de entrada en Melilla desde Marruecos, aprovechando la crecida de un arroyo tras el fuerte temporal que azotó la zona el fin de semana.

La Guardia Civil ha conseguido interceptar a 30 de los inmigrantes que han entrado en Melilla aprovechando que las compuertas de la valla del perímetro se encontaban abiertas como consecuencia de las lluvias registradas este domingo en la ciudad autónoma.

Según ha informado el instituto armado, los inmigrantes han aprovechado que el sistema de seguridad del arroyo Mezquita, muy próximo al puesto fronterizo de Beni Enzar, se encontraba abierto por las fuertes precipitaciones para acceder a territorio español.

El asalto se produjo cerca del paso fronterizo de Beni-Enzar a través del cauce del arroyo Mezquita cuando los inmigrantes aprovecharon que las compuertas de seguridad no estaban totalmente operativas por las fuertes lluvias, informó el lunes la Delegación.

Los subsaharianos sortearon la vigilancia de los agentes de la Guardia Civil que desde ayer reforzaban el perímetro fronterizo, sobre todo en los cauces afectados por las crecidas.

Al cerrar las puertas del puesto fronterizo para evitar la entrada de los inmigrantes, alrededor de 45 de ellos se dirigieron al arroyo situado a escasos metros de Beni Enzar y, "aprovechando que las compuertas de la sirga tridimensional estaban abiertas con motivo de las lluvias torrenciales", lograron acceder a Melilla a través del cauce anterior.

Alguno de los inmigrantes consiguió su objetivo de entrar en la ciudad autónoma, dispersándose posteriormente por distintos barrios, por lo que se puso en marcha un dispositivo de seguridad que, hasta el momento, ha permitido la localización de 30 de ellos.

Los subsaharianos localizados están siendo puestos a disposición del Cuerpo Nacional de Policía, en aplicación de la vigente Ley de Extranjería.

Las fuertes lluvias que azotaron el domingo a Melilla provocaron el derrumbe de más de 50 metros de la valla, en la zona próxima al aeropuerto y al puesto fronterizo de Barrio, Chino que separa la ciudad española y Marruecos. En esa zona, se colocaron vallas provisionales.

La frontera de Ceuta también se vio afectada a finales del mes de septiembre por las fuertes lluvias registradas en esa ciudad, donde se produjeron daños en unos 140 metros de su perímetro.

Más noticias de Política y Sociedad