Público
Público

Castells denuncia la bajada de ingresos de Catalunya

El conseller de Economía sostiene que los datos "confirman que hace falta modificar el sistema de financiación"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conseller de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, mostró este miércoles nuevos motivos para reclamar una vez más un nuevo modelo de financiación para Catalunya. El gobierno ingresó el año pasado un 5,6% menos de lo previsto en los presupuestos de 2007, lo que supuso para la comunidad obtener 1.141 millones menos.

El actual modelo de financiación permitió ingresar 19.123 millones en total, según las cifras de liquidación que presentó Castells. Los resultados fueron malos debido principalmente al parón inmobiliario. Según Castells, la desaceleración del sector se adelantó seis meses en Catalunya, que la vivió ya en el segundo semestre de 2007 de forma importante. Ello desembocó en la mala marcha del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados debido al descenso de transacciones inmobiliarias.

'Estos datos nos confirman que hace falta modificar el sistema de financiación, una razón a añadir al hecho de tener un texto legal como el Estatut que nos obliga a ello', afirmó Castells.

Los presupuestos prevén para 2008 unos ingresos de 21.390, un 5% más. Sin embargo, 'estamos por debajo de las previsiones', reconoció el responsable de Economía.

'El Estado traslada el déficit'

Castells criticó que, pese a que la economía creció por encima del 3%, 'el impacto en la fiscalidad acabó siendo negativo'. En este punto, adoptó un tono severo: 'El Estado tiene superávit porque traslada déficit a las comunidades autónomas, que dependen de los impuestos más expuestos al ciclo'. Por ello, añadió, ha llegado la hora de que 'repartamos entre todos los resultados de la bonanza económica', señaló para volver a su petición inicial de un nuevo modelo para Catalunya.

En el tercer trimestre de 2007, la venta de vivienda de segunda mano cayó en Catalunya un 41%. En consecuencia, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados ingresó 3.199 millones, 1.246 menos de los presupuestados, lo que supone una reducción del 28%.