Público
Público

El Gobierno pide a la RAH que cambie el diccionario

El director de la Real Academia, Gonzalo Anes, cree que la hagiografía de Franco es un "detalle insignificante"

JESÚS MIGUEL MARCOS

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, han pedido al director de la Real Academia de la Historia (RAH), Gonzalo Anes, que rectifique los contenidos del Diccionario Biográfico Español que "no sean objetivos" o "no se ajusten a la realidad". La obra, que recibió una subvención pública de 5,8 millones de euros, ha alarmado a numerosos historiadores de prestigio , ya que incluye una hagiografía de Francisco Franco e identifica a Juan Negrín como un dictador , como adelantó Público este fin de semana.

La ministra González-Sinde declaró que "a la Real Academia, siendo una institución exigente y rigurosa, le convendrá revisar todas esas entradas que no se ajustan a la realidad porque, si no, la obra dejará de ser atractiva para los lectores y como herramienta de consulta", informa Paula Corroto. Por su parte, Ángel Gabilondo, que ayer por la mañana era reacio a interferir en el trabajo de la RAH, matizó su opinión por la tarde y, por medio de un comunicado, conminó a la institución a "mejorar y en su caso a rectificar aquellas biografías cuyo contenido no responda a la necesaria objetividad de los trabajosacadémicos".

Sinde: "Convendrá revisar estas entradas que no se ajustan a la realidad"

Más lejos fueron los diputados del grupo ERC-IU-ICV, que han pedido la comparecencia del titular de Educación en el Congreso para que explique si va a seguir subvencionando a la RAH. El senador de ICV, Joan Saura, exigió "la retirada del Diccionario Bibliográfico Español por ser una recopilación de ideas del pensamiento fascista español y una explicación pública de la Real Academia de la Historia".

La explicación ya la obtuvo ayer. Gonzalo Anes, en una entrevista con Efe, lamentó que "no se valore el diccionario por lo positivo y que se vaya a unos detalles insignificantes". Se refiere a la entrada de Franco, que presenta al caudillo como un militar valeroso que montó un régimen "autoritario, pero no totalitario". La biografía, escrita por Luis Suárez, un historiador vinculado a la Fundación Francisco Franco que preside la Hermandad del Valle de los Caídos, oculta la represión y no menciona las palabras "autarquía" y "dictador".

"A los jóvenes les dice más autoritario' que dictatorial'", justificó Anes

"Es muy difícil conseguir la objetividad absoluta", justificó Anes. "A la gente joven les dice más el término autoritario que dictatorial, porque quizá no sepan bien lo que es una dictadura, pero sí saben lo que es una persona autoritaria".

La Real Academia de la Historia es una institución independiente del Estado. Pese a que reciben financiación de las arcas públicas, su relación con el Ministerio de Educación es sólo administrativa, separación que defiende Ángel Gabilondo. Sin embargo, el convenio firmado en 1999 para la realización del diccionario estipula que debe "dar una visión ecuánime" de los personajes "y de los elogios y críticas que pudieran haber suscitado", algo que, según numerosos historiadores de prestigio, no cumple el Diccionario Biográfico Español.

El proyecto fue impulsado por José María Aznar y Esperanza Aguirre en 1998 cuando estaban en el Gobierno. El convenio con la RAH se firmó al año siguiente, cuando Mariano Rajoy era titular de Educación: 600.000 euros anuales durante ocho años. Desde 2007, Educación ha dedicado partidas anuales de 200.000 euros para completar la obra, realizada por más de 5.000 biógrafos. Tanto José María Aznar como Esperanza Aguirre reciben alabanzas en sus biografías, llegándose a decir que uno de los motivos por los que el PP perdió las elecciones de 2004 fue "el aprovechamiento, desde la oposición socialista, del hundimiento del petrolero Prestige".

Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, señaló que "es insultante que en este país sucedan estas cosas y no pase nada". "Franco fue un asesino de civiles y un criminal de guerra. Deberían retirar el diccionario y corregirlo", concluyó Silva.

Más noticias de Política y Sociedad