Público
Público

La izquierda española mira con esperanza a Grecia

Frente al acoso del bloque conservador, la izquierda radical de Syriza recibe el apoyo de numerosos intelectuales y de Izquierda Unida  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Este domingo 17 de junio puede ser una fecha histórica para Europa. Con unos sondeos que no dan un claro vencedor en la disputa entre Syriza y Nueva Democracia, los mercados y las instituciones de la Unión tienen los ojos puestos en Grecia, pues de la decisión que tome el pueblo heleno puede ser crucial para el destino de su país y del conjunto del viejo continente. Por eso, preocupados por un resurgir de la izquierda, en las últimas semanas se han repetido las amenazas a los griegos, planteando que su decisión es la de optar entre 'euro o caos'.

La posibilidad de victoria de Syriza, que tanto asusta a los líderes europeos, ha despertado la ilusión y la esperanza entre una gran parte de intelectuales, movimientos sociales y organizaciones políticas de toda Europa, y también en España. Sin embargo, si esta nueva izquierda radical y heterodoxa consigue hacerse con el gobierno heleno nadie sabe lo que va a pasar el día 18. Pese a que el líder del partido Alexis Tsipras ha reiterado en una infinidad de ocasiones que su intención es intentar permanecer en la Unión y en la moneda única, para la Troika y muchos líderes europeos el negarse a seguir con el memorándum y las políticas de austeridad es sinónimo de expulsión.

'Hay una campaña para aterrorizar a las capas medias urbanas y que no voten por Syriza. Continuamente amenazan con que si ganamos nosotros saldremos del euro y no habrá medicinas en los hospitales, ni funcionarán las escuelas', denunció a la agencia EFE el responsable de política internacional de Syriza, Kostas Isyjos. 'Y así, Nueva Democracia se niega a hablar de su agenda política'.

Willy Meyer: 'el problema no es griego, es universal y afecta a toda Europa'Ayer Tsipras cerró su campaña en Atenas con un mitin en el centro de la ciudad al que asistieron unas 100.000 personas al que también acudieron políticas de izquierda de los países vecinos. Allí estaba el eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer, que mostró su apoyo a Syriza porque, si gana, servirá para impugnar la actual orientación económica' de la Unión Europea. También quiso remarcar que IU tiene una 'gran esperanza' en la victoria de la izquierda helena. 'El problema no es griego, es universal y afecta a toda Europa, especialmente al sur'.

En ese mismo acto Tsipras invitó a los votantes a 'dejar atrás a los partidos que impusieron el memorándum' y que 'quieren robar a través del miedo el voto del pueblo', según recoge EFE. Así, afirmó que 'el pueblo, con su voto, aterrorizará a los terroristas políticos, a los terroristas de los telediarios. Nosotros somos la fuerza tranquila que sabe y quiere cambiar la ruta de vida de este pueblo'.

Además, un grupo de intelectuales españoles afines a la izquierda griega han mostrado su apoyo a través de un comunicado difundido a través de las redes en el que cada uno muestra en unas líneas su postura. Entre los firmantes están José Luís Carretero, Andrés Villena, Juan Domingo Sánchez Estop, Liliana Pineda, Salvador López Arnal, Miguel Manzanera, Beatriz Gimeno, Santiago Alba Rico, Jorge Moruno, Lola Matamala, Jónatham F. Moriche, Juan Pedro García Del Campo, Patricia Rivero, Raimundo Viejo Viñas e Íñigo Errejón.

'El nuevo partido de izquierdas representa la mejor síntesis entre europeísmo, solvencia política y crítica a los desequilibrios que nos han llevado a esta situación', afirma el periodista Andrés Villena. 'En Grecia por primera vez en demasiados años, una elección puede constituir una decisión, pues una de las fuerzas políticas ascendentes, Syriza, representa algo que el poder jamás podrá tolerar: el movimiento social que ha hecho democráticamente irrepresentable y moralmente impresentable al orden social vigente', cree por su parte Juan Domingo Sánchez Estop.

'La mera posibildiad de la victoria de Syriza supone un valiente y rotundo '¡Sí se puede!''

Jorge Moruno, investigador y autor del blog 'larevueltadelasneuronas' cree que 'Syriza se ha posicionado como la esperanza que se proyecta en Europa, en torno a la posibilidad de interrumpir la repetición del automatismo financiero. Syriza es empujada por una ciudadanía activa y politizada, que entiende la ruptura con el régimen y la deriva neoliberal, como la única manera de imaginar otras formas de distribuir la riqueza y el peso de la culpa.'

Y es que, como define Íñigo Errejón, 'la mera posibilidad' de victoria de la izquierda en Grecia 'supone un valiente y rotundo '¡Sí se puede!': sí se puede recuperar la política de su secuestro oligárquico; sí se puede atreverse a jugar el partido -conscientes de las limitaciones y dificultades- frente a la troika y el capital financiero, atreverse a gobernar tiempos turbulentos; sí se puede realizar una intervención hegemónica que, en el contexto de dislocación de lo social que conlleva la crisis, realice una articulación de los diferentes malestares y sufrimientos en una identidad nacional-popular amplia y flexible que pueda disputar con éxito el poder político accesible por medios electorales'.