Público
Público

Madrid dejará de recoger la basura los domingos y festivos

Además, los residuos del contenedor amarillo serán retirados cada tres días 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ayuntamiento de Madrid ha precisado el anuncio que realizó ayer la alcaldesa Ana Botella sobre la recogida de las basuras de la capital. A partir del 1 de enero de 2013, se dejará de recoger la basura orgánica los domingos y festivos, en lugar de todos los días como se venía haciendo desde 1995. Además, los envases, los residuos del contenedor amarillo, serán retirados cada tres días.

En rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, Botella ha asegurado que la medida supondrá nueve millones de euros de ahorro, con lo que, ha prometido, se hará una rebaja a los madrileños de la tasa de basuras. El delegado de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad, Antonio de Guindos, ha añadido que dejar de recoger la basura todos los días supondrá una rebaja del coste del servicio entre un 8% y un 15% aunque la reducción de la tasa estará en torno al 5 o el 6 %.

Botella se ha mostrado 'segura de que los madrileños saben entender la situación y se adaptarán a que no se recoja la basura los domingos y los días festivos', algo que a su juicio 'no va a tener una gran trascendencia en la vida diaria', entre otras cosas porque los domingos es el día en que menor cantidad de basura se recoge en la ciudad. Ha dicho además que no ve razón por la que los ciudadanos de Madrid 'no puedan comportarse como en otras ciudades del mundo'.

En este sentido, ha señalado que en Nueva York se recoge la basura dos o tres veces por semana, en Berlín son los vecinos los que solicitan la periodicidad entre tres veces por semana o una vez cada dos semanas, en Londres una vez a la semana, en París todos los días y en Lisboa todos los días excepto domingos y festivos. Además, ha declarado que 'hay gente en la ciudad que lo está pasando muy mal y cualquier ahorro, por pequeño que sea, hay personas a las que les vendrá muy bien'.

También ha argumentado que 'ahora lo que toca para volver a la senda del crecimiento es esto'. Ana Botella entiende 'que para los ciudadanos que ven cada día como disminuyen determinadas prestaciones y servicios es duro, pero lo irresponsable en estos momentos -ha subrayado- sería seguir igual'.