Público
Público

"Mi puesto de trabajo y mi conciencia valen más que ese dinero"

Una limpiadora lleva a la Policía un bolso con 14.000 euros que encontró en un autobús

EFE

¿Qué harían si encontrasen un bolso con cerca de 14.000 euros? Una limpiadora de la Estación de Autobuses de Granada, devolverlo. Lo había olvidado en un autocar una pareja de nacionalidad china que había llegado procedente de Madrid.

Palmira Díaz, de 52 años, encontró el bolso con el dinero cuando el pasado martes, sobre las 07.00 horas, adecentaba la parte trasera del vehículo estacionado en uno de los andenes y colocaba sus asientos. "Estaba colocando los asientos de delante hacia atrás y vi que se habían dejado un bolso, lo abrí y me di cuenta de que había mucho dinero dentro", ha explicado Palmira, quien volvió a abrirlo y cerrarlo varias veces porque no creía lo que estaba viendo.

La mujer optó por llamar rápidamente a su encargada, Sonia Alonso, ya que no se atrevía ni a salir del autobús con tanto dinero. Cuando Sonia llegó al vehículo avisaron al vigilante de seguridad y fueron con él a una dependencia que la Policía Nacional tiene dentro de la estación. En presencia de Sonia, los agentes contaron los billetes (13.900 euros y 2.900 yuanes), y comprobaron que dentro del bolso también había diversa documentación y tarjetas de crédito.

Al cabo de aproximadamente una hora llegó a la estación un ciudadano chino muy nervioso para informar sobre la pérdida del bolso de su mujer, que le acompañaba durante el viaje, y la Policía le hizo entrega del mismo. Según ha explicado la encargada, este ciudadano chino, que al parecer llevaba esa cuantía para cerrar un negocio en Granada, no pudo ni agradecer a Palmira su gesto puesto que ésta continuaba la limpieza en un autobús que debía estar preparado para una próxima salida.

Preguntada por lo que se le pasó por la cabeza en el momento de encontrar tal cantidad de dinero, que equivale a más de un año de su sueldo, Palmira es tajante: "Mi puesto de trabajo y mi conciencia valen más que ese dinero". Esta limpiadora, viuda y con dos hijas, una de ellas en paro, ha asegurado que no se siente como una heroína porque cree que simplemente hizo "lo que debía", aunque reconoce que el dinero, dada la situación actual de crisis, le hubiera venido "muy bien". Tanto Palmira como Sonia, protagonistas de este hallazgo que adelanta el diario Granada Hoy, pertenecen a la empresa Limpieza Industrial de Autobuses SL, con sede en Madrid.

Más noticias de Política y Sociedad